Las cabañas en los árboles ya no son de madera sino de cristal.

Una casa en un árbol como siempre soñaste... pero de cristal.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

El mundo del diseño es una fuente inagotable de sorpresas, a veces porque hace realidad nuestros sueños y en otras ocasiones porque va más allá de ellos; hoy os mostramos un proyecto con el que cabe que hayáis soñado de niños en más de una ocasión ¿quién no ha querido tener una cabaña en un árbol a la que ningún adulto pudiera trepar? hubiera sido el lugar perfecto para escondernos y esconder en ella nuestros secretos… salvo que la casa fuera como ésta que acaban de estrenar en México, claro, tan transparente como el cristal.

Esta sorprendente cabaña en un árbol forma parte de un proyecto mayor, el rediseño completo de una casa para celebrar la Semana del Diseño de México por parte de un grupo de arquitectos; al estudio de arquitectura Broissin le tocó remodelar el patio y lo hizo de un modo de lo más original: por una parte respetó la naturaleza de lo que es una zona exterior y lo convirtió en un pequeño bosque en uno de cuyos árboles centenarios colocó una pequeña cabaña. ¿Por qué de cristal? porque lo que intenta Broissin es mostrarnos, del modo más gráfico posible, que la privacidad en la moderna sociedad de las comunicaciones es sólo una quimera, un sueño que tiene poco margen para ser realidad.

Cierto es que, bien pensado, dado que una casa en un árbol suele ser un sueño de niños, no deja de ser funcional que sea de cristal, de ese modo puedes vigilar a los pequeños sin colarte en su refugio y regalarles la sensación de falsa privacidad con la que tendrán que lidiar cuando crezcan; eso sí, no se trata de un refugio apto para gentes con vértigo porque, aunque la altura a la que está situada no es una locura, el suelo también es de cristal como lo son las escaleras de acceso y eso es más de lo que un buen vértigo puede soportar.

NULL
  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.