Kambanes House, la casa que explica por qué Finlandia es el país más feliz del mundo.

Kambanes House es una moderna casa finlandesa de arquitectura vanguardista y con vistas al mar.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Se ha confirmado la noticia: Filandia es el país más feliz del mundo y ese ranking España ocupa el puesto veintisiete; ahora bien, si esto es así, nos sumamos a la duda que asaltaba a Berta González de Vegano sé qué hace tanto finlandés viviendo en Fuengirola‘ y es que nosotros también somos de la opinión de que el clima tiene mucho, muchísimo, que ver con la felicidad, no hay más que ver otros estudios como los que dicen que el número de suicidios es mayor en las zonas del mundo con menos horas de luz; dicho de otro modo, no vamos a poner en duda la felicidad de Finlandia porque sabemos que todos los rankings se elaboran en base a unos parámetros y asumimos que en base a los parámetros utilizados para definir al país más feliz del mundo en este ranking en particular, Finlandia nos gana 27 a 0.

Y sí, nosotros hubiéramos elegido otros parámetros pero nosotros no hemos hecho ese ranking, lo que sí hemos hecho es descubrir una casa que explica la felicidad finlandesa porque ¿quién no sería feliz, en tiempo de pandemia, viviendo en una casa alejada de las aglomeraciones mundanas, con vistas al mar, rodeada de naturaleza (aunque sea naturaleza nevada en invierno)? confinarse en una casa como esta –Kambanes House– es confinarse… pero menos.

Kambanes House es una casa ubicada en un lugar remoto del campo finlandés, su forma de L y en dos alturas elude los problemas arquitectónicos que genera el accidentado paisaje en el que se construye y permite una distribución interior especialmente interesante por el patio interior que se crea por la propia estructura de la vivienda, ese patio se convierte en un jardín de rocas con bañera con hidromasaje y vistas al mar. Otro de los aspectos especialmente interesantes de esta casa son sus ventanales de suelo a techo que, dado que hablamos de una casa alejada del mundo, no influyen en la privacidad de sus habitantes y en cambio les permite disfrutar de unas magníficas vistas del entorno con el mar al fondo y de toda la luz natural posible en el interior de la casa.

En una casa así podríamos ser felices… en Finlandia y en Fuengirola (especialmente en tiempos de pandemia) ¿no crees?.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.