Ecocapsule, el espíritu de la libertad.

Ecocapsule podría ser la casa más compacta del mundo.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Hay rincones de la naturaleza a los que se llega caminando y se permanece impávido en ellos, sobrecogido por su belleza, por su encanto, por ese ‘algo’ especial que tienen algunos lugares, algo indescriptible e incluso indescifrable que nos hace pensar en más de una ocasión que plantaríamos nuestra casa allí mismo. Pues bien, esto que puede sonar a utopía si no nos concedemos pensar en las clásicas, o no tan clásicas, tiendas de campaña, es hoy una realidad gracias a Ecocapsule, una casa portátil… y autosuficiente.

Ecocapsule es autosuficiente porque dispone de una batería que se alimenta tanto de energía solar como eólica porque esta moderna casa dispone tanto de paneles solares como de un pequeño molino que capta la energía del viento; tiene también un colector de agua de lluvia.

Cierto es que se trata de una pequeña casa de diseño moderno y vanguardista pero, en su absoluto aprovechamiento de la energía y el espacio, puede acomodar a dos adultos; y es que dispone de 4 espacios diferenciados, uno reservado para el baño y la ducha, otro para la cocina, un tercero para la cama y el cuarto que hace las veces de comedor y mesa de trabajo en función de la hora y el momento.

No se trata de una caravana pero su tamaño puede ser similar y el modo de verse trasladada también porque puedes flejar tu Ecocapsuele sobre una plataforma con ruedas homologada y engancharla a tu vehículo para decir aquello de carretera y manta.

Ecocapsule nace de la creatividad eslovaca y, aunque está siendo objeto ya de presentación, no será hasta finales de este año 2015 cuando sepamos su precio final y las primeras unidades no se entregarán hasta 2016. Estaremos atentos para contártelo porque, si bien no llegarán a tiempo a este verano, cabe que sí lo hagan al próximo e ¿imaginas instalar tu casa mirando al mar y la playa en la época estival?

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.