Philip Starck Château les Carmes Haut-Brion, la bodega más vanguardista de Burdeos.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

El último proyecto de Philip Starck, un diseñador francés de innovación y vanguardia, comienza en el S.XVI, se trata de la nueva bodega de una histórica finca de Burdeos, le Château les Carmes Haut-Brion.

En este espacio singular, con sus viñedos y sus jardines del S.XIX y siendo como es el único castillo en el corazón de la ciudad de Burdeos, convive la historia de la finca, que va camino de los 5 siglos, con la creatividad de Philip Starck en una nueva, moderna y espectacular bodega.

Esta nueva bodega comenzó a fraguarse en el año 2o10 cuando Patrick Pichet adquirió la finca con la intención de vendimiar el mejor vino de Burdeos; Pichet, amante del vino y el diseño, no dudó en contactar con Philippe Starck y el arquitecto Luc Arsène-Henry para diseñar y construir la bodega que le Château les Carmes Haut-Brion, la que era ya su finca, necesitaba para convertirse en una referencia del vino de Burdeos.

El pasado 24 de junio conocimos los detalles del espectacular trabajo de Philippe Starck y Luc Arsène-Henry: un espacio moderno y vanguardista que da cabida a una nueva cuba, una nueva sala de barricas y también nuevas salas de recepción; la bodega está ya a pleno rendimiento y en ella envejece la cosecha de 2015 -las obras se habían iniciado ya el año anterior-.

Hormigón, vidrio y metal son los materiales en los que esta nueva bodega, que emula en su diseño una hoja de metal clavada en el suelo, toma forma; el diseño es de una abrumadora sencillez, tanta que nos recuerda al estilo reduccionista en el que se mueve como pez en el agua el diseñador madrileño Álvaro Catalán de Ocón.

La bodega ocupa unos 2.000 metros cuadrados y se distribuye en 4 niveles; la nave de barricas -con capacidad para 300 barricas- y la bodega del castillo se ubican bajo el agua que rodea la nueva construcción para asegurar que las temperaturas se mantienen constantes; las cubas por su parte están hechas de diferentes materiales -madera, acero-inoxidable y hormigón– para adaptarse a las necesidades del viñedo en cada momento. Una de las cubas ha sido decorada por Philip Starck con una espectacular pintura y desde el viñedo confirman que, de ahora en adelante, ofrecerán a un diseñador al año la posibilidad de decorar otra de las cubas.

Para completar los espacios de la bodega, nos quedaría la sala de cata con vistas a la cuba y una terraza panorámica de 350 metros cuadrados desde la que puede verse toda la finca.

Si este viñedo francés te resulta tan atractivo como a nosotros, tenemos una buena noticia para ti, puedes visitarlo, sólo tienes que solicitar la visita en la web de Le Château les Carmes Haut-Brion.

 

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.