Casa do Monte es una vivienda con piscina y vistas en el corazón más inaccesible de Lisboa.

Casa do Monte es una de las casas más vanguardistas de Lisboa y está ubicada en uno de los puntos más altos y de más difícil acceso de la ciudad.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Daniel Zamarbide y Leopold Banchini son los arquitectos responsables de Casa do Monte, una vivienda lisboeta que sorprende desde su ubicación hasta por el último detalle de su diseño: 200 metros cuadrados de casa distriuidos en tres plantas y rodeados de árboles en uno de los rincones más difícilmente accesibles de Lisboa, el Monte San Gens.

El Monte San Gens esconde el mirador más alto de Lisboa, el Mirador da Senhora do Monte, y también una ermita de historia centenaria, construida en el S.XII y reconstruida en el S.XVIII, se trata de la capilla de Nossa Senhora do Monte, muy popular en Lisboa entre las embarazas que acuden históricamente a este lugar a rogar por un buen parto; si este lugar no aparece en las guías de Lisboa tan destacado como merece es sólo por su accesibilidad, si bien el tranvía nos deja cerca, para llegar al mirador hay que subir una cuesta de esas en las que te dejas la vida… claro que el esfuerzo merecerá la pena, la merecerá tanto que hay quien se ha hecho construir su casa muy cerca de esa histórica capilla, es la casa que hoy os mostramos, Casa do Monte.

La ubicación de esta vivienda, en un punto tan alto de Lisboa, le regala impresionantes vistas a sus propietarios y los arquitectos un diseño moderno y funcional, el propio de una casa de vanguardia; las tres plantas de la vivienda están abiertas tipo loft y unidas por una sencilla escalera de caracol y metal, todos los espacios de la casa son muy luminosos y los protagonistas de su interiorismo son el hormigón y el mármol blanco y rosa, cuenta con un patio en su planta inferior y una chimenea central que calienta la casa entera, también con una piscina infinita…

No son pocas las viviendas que han sido abandonadas en este rincón de Lisboa por su difícil acceso que, además de la empinada cuesta, añade una escalera estrecha pero lo cierto es que esa es precisamente la razón por la que resulta un barrio tranquilo y discreto en el que levantar, sobre las ruínas de una de esas casas abandonadas, una vivienda moderna en la que vivir con vistas a Lisboa y en su mismo corazón.

Lo de la piscina en la última planta de la vivienda es un lujo indescriptible ¿imaginas contar con una piscina infinita propia junto al lugar al que acuden los turistas por ser el mirador más alto de Lisboa? eso tienen los propietarios de Casa do Monte.

Más información Bureau

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.