The Hoxton ya está en Nueva York.

The Hoxton Williamsburg es un hotel muy europeo y de lujo asequible en el corazón de Brooklyn, en Nueva York.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Si el destino de tus próximas vacaciones es Nueva York, no puedes perder de vista este hotel, el nuevo The Hoxton en la ciudad de los rascacielos, en Williamsburg, porque se trata de un hotel muy europeo, no en vano la suya es una cadena británica, y con una relación calidad/precio de lo más razonable, lejos de los precios de escándalo que suele tener cualquier hotel con un mínimo de calidad en Nueva York.

The Hoxton Williamsburg te conquistará por su funcional belleza, por su diseño contemporáneo y por las magníficas vistas del skyline de Manhattan desde la terraza de su tejado; no hay ‘pero’ que ponerle a su ubicación, entre la novena y la décima avenida, mucho menos a su carácter europeo o a sus servicios que incluyen, además de la terraza de verano, un restaurante para todo el año, un parking privado, gimnasio, el indispensable servicio de habitaciones, un lobby rica y cómodamente decorado y una wifi de las que sí funcionan.

Hablamos de un hotel boutique de 175 habitaciones en el que se cuida la calidad de las cosas, incluyendo el servicio; ¿cuánto cuesta alojarse en The Hoxton Williamsburg? te preguntarás… Una habitación doble en temporada baja cuesta 149 dólares -unos 130 euros- por nochemientras en temporada alta alcanza los 349 dólares -poco más de 300 euros-; eso si eliges una de las habitaciones que en The Hoxton Williamsburg denominan ‘roomy’ pero puedes optar por las que llaman ‘coosy’, más sencillas y sobre todo un poco más pequeñas y, por tanto, de precio un poco más ajustado, en ellas los 149 dólares por noche en temporada baja se quedan en 129.

Brooklyn te espera en su nuevo The Hoxton Williamsburg.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.