Miami se rinde al lujo.

Compras de lujo y playas de arena blanca y palmeras. Esto es lo que ofrece el The St. Regis Bal Harbour en Florida.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Bal Harbour es uno de los destinos de compras de lujo preferidos en Estados Unidos. Situado en Florida, a medio camino entre Miami y Fort Lauderdale, no sólo acoge las boutiques más glamourosas de la costa atlántica norteamericana, sino también algunos de los resorts más interesantes. Ejemplo de ello es el que posee allí la cadena St. Regis, un complejo de lujo en el que las 214 habitaciones y 307 residencias pueden presumir de ver las aguas más turquesas de la región.

Dividido en tres grandes torres de cristal de 27 plantas cada una, que presiden una playa de arena fina y clara cuajada de palmeras, el interior no desmerece a tan interesante marco. Muebles de diseño y un cuidado contraste entre minimalismo y clasicismo destacan en las estancias comunes, y las habitaciones apuestan por el predominio de tonos claros y profusión de muebles cómodos. Así, no faltan butacones, reposa-pies, camas de grandes dimensiones… Y todo ello con un servicio constante de mayordomo y una experiencia culinaria exquisita.

Mención aparte merece su spa. Gestionado por Remède, es un auténtico oasis de paz, con 11 espaciosas cabinas de tratamientos (algunos con cremas compuestas por oro de 24 quilates) y la posibilidad de realizar todo tipo de entrenamientos privados, así como salón de belleza y peluquería. Pero lo más interesante son sus diferentes piscinas, circuitos termales y duchas, todo en zonas de suelos y muros de mármol y en las que disfrutar de duchas que imitan lluvia a diferentes temperaturas o relajarse frente al mar en tumbonas privadas como en un balneario.

Disfrutar de esta perla de la Florida es posible a partir de 380 €/noche. ¿Quién se anima a ser el primero en darse un chapuzón en su playa privada?

Localización

9

Más información St. Regis

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.