Olivia von Halle nos viste para el picnic más psicodélico (¡en pijama!).

Lo de tumbarse en el sofá después de cenar, en pijama, a ver una película (o un par de capítuos de una serie) es uno de esos pequeños lujos infravalorados de nuestros días.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

The Psychedelic Picnic Collection, así se llama la nueva colección de Olivia von Halle, un mundo de pijamas, camisones y loungewear en el que sentirte divina; tanto la alta calidad de los tejidos como los sugerentes diseños por no hablar de los estampados naturales y con un animalario salvaje la mar de atractivo, componen una colección de prendas cómodas y bellas, funcionales y elegantes, preciosas todas ellas, perfectas para completar cualquier fondo de armario de loungewear; es la mejor opción, sin duda, para elegir un pijama.

Hubo un tiempo en el que nos creímos aquello de que para estar guapa hay que sufrir y que estar cómoda en casa era vestirse con un chandal viejo y sujetarse el pelo de mala manera con el primer lápiz que encontraras sobre la mesa… pero luego llegó gente como Olivia von Halle y nos recordó que nada hay más subjetivo que la belleza y que cuando el espejo nos devuelve una imagen con la que nos sentimos a gusto, nos sentimos también más bellas, mejores… somos más felices.

Y por eso colecciones como la de primavera y verano de Olivia von Halle son un ‘must’, la versión fashion del ‘pide tres deseos’, nuestros tres deseos son un pijama de corte uomo perfectamente adaptado a nuestro cuerpo femme, un camisón de tirantes y laaaargo (aquí estamos, debatiéndonos entre el naranja y el verde, en negro lo dejamos para el invierno) y… por supuesto un elegante batín, así como los de las películas clásicas, cuando la chica se o ajusta bien a la cintura antes de abrir la puerta…

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vestir

Un escaparate lleno de prendas que nos gustan a rabiar. También, avance de los diseños que vendrán, sólo vistos, de momento, en pasarelas, catálogos y showrooms.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.