Hugo Boss, un invierno deportivo a la par que elegante.

Hugo Boss ha diseñado una colección de otoño e invierno para que salgamos al asalto de los nuevos tiempos.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Nuevas posibilidades. Nuevos Horizontes. Así presenta Hugo Boss sus propuestas de otoño e invierno y no se nos ocurre mejor presentación, no solo porque sea cierto que, como dicen en Hugo Boss, cada nueva estación ofrece nuevas posibilidades, sino porque ellos las reinterpretan y las visten siempre de modo muy elegante, creativo y sugerente.

Todos recordamos el pasado invierno, probablemente no lo olvidemos jamás porque fue el invierno de la pandemia, llevábamos desde marzo entre confinamientos y cierres perimetrales esperando que el verano fuera más amable, apenas lo fue, o que el invierno acabara con los malos tiempos, no lo hizo, y por eso este otoño y este invierno, que todavía huele a pandemia pero, gracias a las vacunas, ya menos, es tan especial, tan diferente, tan atractivo, tan… tan de nuevas posibilidades y nuevos horizontes. Tan Hugo Boss.

Dicen en Hugo Boss que es momento de cambiar las cosas, de no aceptar los paradigmas viejos como verdades eternas y de escribir nuestra propia historia creando nuestro propio camino; por eso se han ido a la playa a presentar su colección de invierno, a Pfeiffer Beach en el Big Sur de California y es que su colección de otoño e invierno quiere jugar un papel en esta pequeña revolución porque el cambio está en el horizonte, también en el horizonte d ela moda, y crear nuevos códigos de vestir no es algo que una firma, aunque sea Hugo Boss, pueda hacer sola, lo hacemos todos apoyándonos en sus propuestas y la colección de otoño e invierno de Boss está pensada para que cambies… Descúbrela en la galería que ilustra esta noticia.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vestir

Un escaparate lleno de prendas que nos gustan a rabiar. También, avance de los diseños que vendrán, sólo vistos, de momento, en pasarelas, catálogos y showrooms.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.