O sole mío.

Oh! Soleil apela al recuerdo de nuestra infancia para vestir a los más pequeños... y nos encanta.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Mi sol, mi cielo y mi vida, mi amor, mi verdad, mi alegría y mi consuelo… también mi dolor de cabeza y, más que nada, o sole mío, porque qué bella cosa es un día soleado, como dice la canción, un día de luz, de calle, de parque, de juego y de risa; un día como aquellos en los que eras tú quien miraba al mundo desde poco más allá del metro de altura…

A ese recuerdo apela Oh! Soleil en su primera colección de otoño/invierno y, con la alegre melodía de aquella canción napolitana, tan universal ya como versionada, nos adentramos en un estilo vintage que nace del tiempo en que nos vestían como niños para reinventarse hoy en nuevos prints y nuevos colores.

Sobre lana, espelta, pana, sarga, algodón y tejidos acolchados, se corta una colección en la que no faltan los estampados clásicos de florecillas menudas en verdes, rosas y fucsias, mucho azul, también rojo y los ineludibles jeans en vestido o pantalón. En Oh! soleil visten tanto a los bebés como a los niños y niñas que caminan con paso travieso y juguetón, incluso con algún traspiés, hacia la adolescencia…

Bebés de lana, por aquello del abrigo y de la suavidad de su piel; vestidos, ranitas, petos y pololos en colores suaves y los gorros… que probablemente recordemos con cierta manía, la que teníamos de quitárnoslos, pero que viéndolos ahora en las cabecitas pequeñas resultan simplemente inevitables ¡y abrigados!

Para las niñas, muchos vestidos y más complementos: lisos con detalles como bordados de nido de abeja o divertidos cordones, también estampados de microflores o pasleys; de los cortes sencillos, casi minimalistas, a los volantes y terciopelos, al gusto de mamás y pequeñas; chaquetas, chalecos, bufandas, gorros… mil detalles para completar un actual look vintage sobre el que lucir un moderno abrigo de cuello de mao.

Y para los niños, coloridos pantalones en sarga o pana combinados con abrigados jersyes de doble cuello o en pico; rayas y cuadros en camisas de cuello mao; y también abrigos acolchados o sorprendentes chaquetas bomber que les encantarán.

Vístelos como te vestías, como te vestían, como te gusta verlos y les gusta sentirse porque, al final, como gritan ellos mismos desde la campaña de Oh! Soleil, sólo hay una cosa que hacer… Be happy!

Oh! Soleil

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vestir

Un escaparate lleno de prendas que nos gustan a rabiar. También, avance de los diseños que vendrán, sólo vistos, de momento, en pasarelas, catálogos y showrooms.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.