Anhelando el frío.

H&M apuesta por un invierno arriesgado, donde la exuberancia se recrea en estampados.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Entremos en materia. Porque, a pesar de que nos cueste admitirlo y sobre todo imaginarlo con los cuarenta grados a la sombra que sufrimos o disfrutamos, el invierno está a la vuelta de esquina. El final de verano es algo que intentamos alejar de nuestro día a día mientras lucimos cuerpo, pero la moda se encarga de recordarnos que los abrigos están ahí, ansiosos por ver caer la primera hoja y hacer su desfile triunfal.

Pero para que la sensación de impacto se vea reducida, qué mejor que aumentar las ansias de adquirir toda prenda que se deje comprar… Firmas como H&M se convierten en el centro de atención en pleno mes de julio gracias a una colección que no pasa desapercibida.

La cadena sueca apuesta por un invierno arriesgado, donde la exuberancia se recrea en estampados, composiciones y materiales. Una colección que representa la sofisticación en su grado máximo para H&M, con combinaciones de prendas que resultan  un acierto. Chaquetas de punto oversize con cinturones y faldas peplum y alguna que otra bomber. Ninguna novedad en cuanto a diseño pero una reconstrucción de lo que fue el invierno anterior que, a través de los total looks consiguen efectos increíbles. En cuanto a tonalidades, destacan el mostaza, el vino y el verde bosque sobre los ya tradicionales negro y blanco.

¿Los protagonistas? Modelos incrustados en pedrería sobre fondo negro. El brillo nunca pasa de moda y, en esta ocasión, la marca apuesta por ello para las mas atrevidas.

Así no hay quien se resista al frío…

H&M

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vestir

Un escaparate lleno de prendas que nos gustan a rabiar. También, avance de los diseños que vendrán, sólo vistos, de momento, en pasarelas, catálogos y showrooms.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.