Irina se muestra intimissimi.

Vuelve Irina a Intimissimi a ritmo de Gardel...

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Volver. Eso es lo que hace Intimissimi temporada tras temporada, volver. Y así han pasado 20 años, volviendo en no pocas ocasiones con Irina Shayk. Y por eso es ella de nuevo la protagonista de uno de los momentos más bellos y más intimissimi, uno captado por Sante D’Orazio, un fotógrafo cuyo objetivo tiende al arte más que a la moda y arrastra a la segunda a lo primero.

Y si el último lookbook de intimissimi –The Perfect Bra– tiene más de arte que de moda, no podemos disfrutarlo sin ambientarlo con unas notas que rememoran lo que son y no 20 años. Sentir / que es un soplo la vida / que veinte años no es nada / que febril la mirada / errante en las sombras / te busca y te nombra. Y la nombró a ella, Irina, al ritmo de un tango clásico e inolvidable y con la voz de Gardel al fondo ella, Irina, se desvela vistiendo exclusivamente la última colección de intimissimi, una serie de piezas terriblemente seductoras que llegarán a las boutiques lenceras a partir del próximo mes de mayo, entretanto lo que nos queda es bailar un tango por aquello de que 20 años no es nada.

Todo es armónico en las imágenes de Sante D’Orazio para intimissimi, el suyo es un enfoque limpio y artístico que huye de todo artificio para hacer de la belleza único protagonista de cada instante, en blanco y negro o en color, con el azul de los ojos de Irina al fondo y con las piezas sofiticadas de intimissimi en The Perfect Bra, así nos acerca D’Orazio a la lencería que viene, la que tomará las tiendas el próximo mayo para celebrar un 20 aniversario… y bailar un tango.

NULL
  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Vestir

Un escaparate lleno de prendas que nos gustan a rabiar. También, avance de los diseños que vendrán, sólo vistos, de momento, en pasarelas, catálogos y showrooms.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.