En brazos de la nostalgia.

Triumph rescata de sus archivos la lencería que se estilaba en 1900

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

En 2011 la firma Triumph celebró su 125 aniversario. Con tal motivo, los diseñadores de la casa comenzaron a rebuscar en los archivos de la compañía intentando encontrar las prendas que más habían marcado la historia de la firma. Estas piezas, reconstruidas y renovadas pero sin perder ni pizca de su encanto, fueron presentadas en la colección Vintage que debutó aquel año del aniversario con un éxito impresionante.

Tanto es así que esta temporada vuelven a repetir la experiencia con las series Vintage Nostalgia y Vintage Saten. La primera es todo un revival de la lencería de inspiración pin-up. Confeccionados en tejido jacquard y disponibles en negro o rosa empolvado, encontramos sujetadores, corsés y coquetos french knickers (braguitas tipo culotes cuya creación se remonta a 1900). Los sujetadores, provistos de relleno y de tirantes desmontables, se adornan con volantitos y un camafeo en el centro similar a los que se estilaban en 1950; los corsés, enteros y bajo pecho, se pueden lucir (sugieren en Triumph)  externamente.

Las piezas en negro de la serie Vintage Saten, con detalles en encaje y tul elástico, acentúan las curvas control. El bodydress en tejido brillante toma su patrón de 1950; los sujetadores con relleno pero sin aro resaltan los pechos mediante costuras estratégicamente situadas en las copas; las falditas cortas o skirts acentúan las caderas y los highwaist panty suavizan la cintura. Opcionalmente, se les puede añadir liguero.

Una colección deliciosa que ofrece infinitas posibilidades al juego y a la seducción.

triumph.com

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp
ID); if ( in_category( 'the-music' )) { aws_amazon_inc($post->ID); } */ ?>

Más en:

Vestir

Un escaparate lleno de prendas que nos gustan a rabiar. También, avance de los diseños que vendrán, sólo vistos, de momento, en pasarelas, catálogos y showrooms.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.