Bellas también por dentro gracias a Sarrieri y su espectacular lencería.

Sarrieri nos anima a poner un toque de elegancia a nuestra intimidad incluso en estos tiempos de confinamiento obligado.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lo esencial en estos días es cumplir religiosamente (y aunque no se tenga fe) con nuestro hogareño encierro ¿por qué? porque es el único modo de frenar el ritmo de contagios del coronavirus COVID-19 y conseguir que el número de enfermos por su causa que llega a los hospitales pueda ser debidamente atendido por el personal sanitario. Bien. Lo tenemos claro. Nos quedamos en casa. Leemos. Vemos películas. Nos enganchamos a dos series a la vez. Navegamos por internet como si no hubiera mañana. Cocinamos. Sacamos los juegos de mesa del fondo del trastero. Pensamos. Hablamos. Nos cuidamos. Pero… tendemos a descuidar nuestro aspecto.

Para solucionar un error no hay más opción que empezar por reconocerlo y por eso hemos de admitir que, al estar en casa tanto tiempo, tenemos a descuidar nuestro aspecto; no maquillarse puede estar hasta bien por eso de que la piel descanse pero privarla de su limpieza e hidratación sería un error como lo es también pasarnos el día en chándal y pantuflas y ponernos para dormir una manta zamorana a modo de pijama.

Hemos perdido libertad de movimientos, no perdamos también cierta elegancia, cierto gusto por la sofisticación ni mucho menos nuestro sentido de la belleza; dejemos que Sarrieri nos vista por dentro para vernos bellas por fuera y sobre todo para sentirnos bellas, para que el aburrimiento no nos lleve a la desidia, al descuido… no dejemos nunca de rendir nuestro homenaje diario a lo bello y útil, a nosotras mismas.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vestir

Un escaparate lleno de prendas que nos gustan a rabiar. También, avance de los diseños que vendrán, sólo vistos, de momento, en pasarelas, catálogos y showrooms.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.