Del arte grecolatino al Pop-Art americano.

El Museo del Traje de Madrid recoge una muestra del diseño, los iconos y el arte de Gianni Versace.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Entre la cultura grecolatina y el pop-art de Andy Warhol discurre la vida y el arte de un diseñador polémico donde los haya. Culto, sensible y vital, amado y odiado a partes iguales, capaz de fusionar el arte y la vida con una naturalidad apabullante, ambivalente creador de una nueva estética que elevó a la mujer hasta las más altas cimas de la sensualidad, del glamour y del erotismo sin perder un ápice de feminidad, un italiano universal que revolucionó el mundo de la Alta Costura rompiendo con todos los tabúes y creando un estilo propio inconfundible.

Hablamos de Gianni Versace, el calabrés nacido en Reggio. El reino donde, como él mismo declaró “dio comienzo la fábula de mi vida: la sastrería de mi madre, la boutique de Alta Moda. El lugar donde, desde pequeño, empecé a apreciar la Ilíada, la Odisea, la Eneida, donde empecé a respirar el arte de la Magna Grecia”. Empresario y publicista, escenógrafo mediático y hombre de negocios que, aconsejado siempre por sus hermanos, Santo y Donatella, supo comunicar a la perfección su concepto de la moda. El engranaje perfecto que convirtió a Gianni Versace en una leyenda de la moda del siglo XX.

Resumir las influencias artísticas que confluyen en la estética Versace no es tarea fácil. En líneas generales, se reconoce la pasión del modista por la cultura grecolatina, el arte bizantino, el Renacimiento, lo barroco, el Neoclasicismo, el  Art Decó y todo el arte contemporáneo, incluyendo, como no, la cultura popular americana. Todo ello acompañado de una estrecha relación con las artes escénicas –teatro, danza y ópera– en las que participó durante toda su carrera como diseñador de vestuario.

Pliegues y drapeados, cariátides y amorcillos, la mítica medusa –convertida en icono de la firma–, vestidos de corte imperio, bordados y pedrerías, estampados “a candelieri” dorado, así como la cultura pop de Andy Warhol han sido claros referentes del estilo Versace. Un estilo inconfundible que hoy, quince años después de la trágica muerte del diseñador ocurrida el 15 de julio de 1997, el Museo del Traje de Madrid recoge en una espectacular muestra de su obra. XV años sin Gianni es un homenaje al mítico artista que supone un recorrido por su vida y su obra, sus desfiles y colecciones, sus gladiadoras y diosas, su medusa, sus asimetrías y sus excesos decorativos sin olvidar la feminidad de sus diseños ni su controvertido “hombre latino”.

Comisario: Juan Gutiérrez
Colabora: Museo Nacional de Escultura

Museo del Traje. CIPE

13 de julio – 14 de octubre
Avenida de Juan de Herrera, 2. Madrid (28040)

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Ver

La cita cultural del momento en forma de publicación, muestra, subasta, feria, exposición… Un espacio que da cabida a todos los formatos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.