Saul Steinberg, prestigioso dibujante de The New Yorker. Biografía, citas, frases.

Nació el 5 de junio de 1914 en Râmnicu Sărat, Rumania.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Era costumbre de la revista satírica española La Codorniz recoger los trabajos de célebres ilustradores de la publicación italiana Bertoldo, entre ellos los de un joven rumano de origen judío que había ido a Milán a estudiar arquitectura pero que se abría camino satirizando arquetipos y diseñando personajes. Era Saul Steinberg, aunque nunca llegó a firmar en la revista española, para evitarse problemas.

Saul Steinberg nació en el pequeño pueblo rumano llamado Ramnicu Sarat, aunque pasó toda su infancia y adolescencia en Bucarest. Estudió arquitectura en Milán y comenzó a publicar sus dibujos humorísticos con éxito en la revista Bertoldo. Allí coincidió con el que sería su gran amigo Aldo Buzzi, pero en 1939 el régimen fascista de Mussolini dictó leyes raciales que obligaron a Steinberg a marcharse de Italia. Esperó un año en Santo Domingo la llegada del visado para poder entrar en EE UU, donde pasó el resto de su vida. En Nueva York trabajó en el Departamento Gráfico de la Oficina de Información de Guerra y la División de Operaciones Morales, donde realizaba dibujos críticos con el régimen fascista y el ejército nazi. Una vez finalizada la contienda, se instaló junto a su esposa Hedda en Nueva York y allí compartió galería y se relacionó con los artistas del expresionismo abstracto de la Escuela de Nueva York, como Pollock, De Kooning, Rothko, Newman o Reinhardt.

Publicó sus trabajos en libros y revistas, los exhibió en museos y galerías internacionales, pero si por algo ha pasado a la posteridad es por su fructífera colaboración con The New Yorker a lo largo de casi seis décadas, con más de 90 portadas y 1.200 dibujos suyos. Algunos de los más significativos de su amplia colección, pertenecen hoy a la Fundación Saul Steinberg. Reconocido en el mundo del arte, sus obras fueron admiradas por artistas como Picasso, el arquitecto Le Corbusier, el fotógrafo Henri Cartier Bresson (que además le hizo un retrato), el escritor Nabokov o el poeta Pedro Salinas, y su influencia artística ha llegado hasta nuestros días.

Sus Citas y Frases célebres

  • Estar de acuerdo con un hombre inteligente restaura la normalidad.
    1 / 11

    “Estar de acuerdo con un hombre inteligente restaura la normalidad.”

  • Los estudios de arquitectura son un magnífico entrenamiento para hacer cualquier otra cosa menos arquitectura.
    2 / 11

    “Los estudios de arquitectura son un magnífico entrenamiento para hacer cualquier otra cosa menos arquitectura.”

  • Dibujando de manera cómica me desembarazo de mis terrores.
    3 / 11

    “Dibujando de manera cómica me desembarazo de mis terrores.”

  • No hay que buscar los parecidos, sino las semejanzas.
    4 / 11

    “No hay que buscar los parecidos, sino las semejanzas.”

  • Uno cree que ha entendido todo y, el instante siguiente, se da cuenta de que no ha entendido nada de nada o que ha olvidado eso que venía de entender.
    5 / 11

    “Uno cree que ha entendido todo y, el instante siguiente, se da cuenta de que no ha entendido nada de nada o que ha olvidado eso que venía de entender.”

  • Una pintura, un collage al carbón, un paisaje, son para mí un placer comparados con el martirio que me impone la búsqueda de una idea y luego la necesidad de ejecutarla de la manera menos personal posible.
    6 / 11

    “Una pintura, un collage al carbón, un paisaje, son para mí un placer comparados con el martirio que me impone la búsqueda de una idea y luego la necesidad de ejecutarla de la manera menos personal posible.”

  • Más que un pintor pintando, me siento un director de orquesta.
    7 / 11

    “Más que un pintor pintando, me siento un director de orquesta.”

  • Reproducir la naturaleza en toda su realidad substancial exige mucho esfuerzo, un compromiso del cual uno se sustrae por vagancia. Inventar es infinitamente más cómodo, menos cansador.
    8 / 11

    “Reproducir la naturaleza en toda su realidad substancial exige mucho esfuerzo, un compromiso del cual uno se sustrae por vagancia. Inventar es infinitamente más cómodo, menos cansador.”

  • Tengo muchos amigos: artistas, músicos, actores y escritores. En Nueva York no existe la verdadera amistad, que es un arte provinciano. Es más una cuestión de verse en fiestas y otras celebraciones cotidianas, disolutas y alcohólicas.
    9 / 11

    “Tengo muchos amigos: artistas, músicos, actores y escritores. En Nueva York no existe la verdadera amistad, que es un arte provinciano. Es más una cuestión de verse en fiestas y otras celebraciones cotidianas, disolutas y alcohólicas.”

  • Los intermediarios transforman en dinero la pasión por el arte, tanto del que lo produce como del que lo compra. Se compra y se vende parte de la poesía, del alma, de la inteligencia de una persona.
    10 / 11

    “Los intermediarios transforman en dinero la pasión por el arte, tanto del que lo produce como del que lo compra. Se compra y se vende parte de la poesía, del alma, de la inteligencia de una persona.”

  • La gente que ve un dibujo en The New Yorker piensa automáticamente que es chistoso porque es una caricatura. Si lo ve en un museo, piensa que es artístico; y si lo encuentra en una galleta de la suerte, piensa que es una predicción.
    11 / 11

    “La gente que ve un dibujo en The New Yorker piensa automáticamente que es chistoso porque es una caricatura. Si lo ve en un museo, piensa que es artístico; y si lo encuentra en una galleta de la suerte, piensa que es una predicción.”

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.