Robert Kennedy, fiscal, político y comunicador brillante ante la violencia y el dolor. Biografía, citas, frases.

Robert Kennedy, hermano y mano derecha de JFK, nació en Brookline, Massachusetts, el 20 de noviembre de 1925.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Los sesenta que vivió Robert Kennedy fueron unos años complejos en la historia de los Estados Unidos. A finales de los cincuenta, Eisenhower había dado la primera conferencia de prensa para la televisión, un medio que desde entonces se desveló como trascendental y decisivo en las campañas electorales. Las reglas del discurso político habían cambiado para siempre. Todo ello contribuyó al perfeccionamiento de la retórica y a la aparición de una generación de brillantes oradores norteamericanos.

Fueron años revueltos en la vida social y muchos de los oradores que recordamos como elocuentes vivieron en tiempos turbulentos en los que importaba la palabra, como en otras etapas críticas en las que la sociedad, la civilización y la historia se enfrentan al abismo. Es la época de Malcolm X, de Martin Luther King, de los hermanos Kennedy. Su atractivo ante el público no sólo dependía de la brillantez demostrada en el uso de la palabra, sino también de la categoría de lo que se hablaba. Y lo hacían de violencia, de discriminación, de paz, de justicia, de libertad, en definitiva, de los grandes temas que siempre han preocupado al hombre.

Bobby Kennedy nació en una numerosa familia de nueve hermanos y fue a su vez padre de once hijos. Robert ocupó distintos puestos de responsabilidad en la vida pública norteamericana. Desempeñó un papel clave como director de la campaña de su hermano en 1960. Trabajó como Fiscal General, luego como Senador y, finalmente, candidato a la nominación demócrata.

En sus intervenciones públicas, unía de forma sobresaliente medidas dosis de apasionamiento a un razonado uso de la repetición para transmitir mensajes éticos y políticos inequívocos. De este modo, RFK se convirtió en ejemplo de comunicador contra los violentos. Razón, emoción y autenticidad trabajaban juntas en armonía en los discursos de RFK para poner de relieve lo absurdo de la violencia.

Su discurso más célebre es el del 4 de abril de 1968, día en el que se produjo el asesinato de Martin Luther King. RFK tenía previsto un acto electoral en uno de los barrios negros de Indianápolis, donde todavía no había llegado la noticia. Pese al aviso de la policía, decidió acudir. Apartando el discurso que tenía preparado, decidió trasmitir la noticia a la audiencia e improvisar sus palabras. Y comenzó un discurso que es parte de los anales de la oratoria política mundial: Martin Luther King dedicó su vida al amor y a la justicia para los seres humanos.

Independientemente de las teorías de la conspiración más o menos creíbles que existen, el asesinato de Robert Kennedy sigue considerándose hoy día como el tercer magnicidio más importante del siglo XX, por detrás del de Martin Luther King y el propio de John F. Kennedy. Es uno de los dos únicos senadores que han sido asesinados en toda la historia de Estados Unidos. Sus restos reposan en el cementerio de Arlington, a pocos metros de la tumba de su hermano, con la intención de que estuvieran tan juntos en la muerte como unidos lo estuvieron en vida.

Sus Citas y Frases célebres

  • El futuro no es un regalo, es una conquista.
    1 / 10

    “El futuro no es un regalo, es una conquista.”

  • Debemos dedicarnos a lo que escribieron los griegos hace tantos años: a domesticar el salvajismo del hombre y hacer amable la vida de este mundo.
    2 / 10

    “Debemos dedicarnos a lo que escribieron los griegos hace tantos años: a domesticar el salvajismo del hombre y hacer amable la vida de este mundo.”

  • Progreso es una buena palabra. Pero el cambio es su motivador. Y el cambio tiene sus enemigos.
    3 / 10

    “Progreso es una buena palabra. Pero el cambio es su motivador. Y el cambio tiene sus enemigos.”

  • Un quinto de la gente está siempre en contra de todo.
    4 / 10

    “Un quinto de la gente está siempre en contra de todo.”

  • Las tragedias son una herramienta para ganar sabiduría en la vida, no una guía para vivir.
    5 / 10

    “Las tragedias son una herramienta para ganar sabiduría en la vida, no una guía para vivir.”

  • Hay quien mira a las cosas como son, y se pregunta el por qué. Sueño con las cosas que nunca fueron, y pregunto por qué no.
    6 / 10

    “Hay quien mira a las cosas como son, y se pregunta el por qué. Sueño con las cosas que nunca fueron, y pregunto por qué no.”

  • Cuando los hombres toman la ley por su mano, el perdedor es la ley. Y cuando el que pierde es la ley, la libertad pierde.
    7 / 10

    “Cuando los hombres toman la ley por su mano, el perdedor es la ley. Y cuando el que pierde es la ley, la libertad pierde.”

  • Sólo aquellos que se atreven a dejar mucho los que pueden lograr mucho.
    8 / 10

    “Sólo aquellos que se atreven a dejar mucho los que pueden lograr mucho.”

  • Fui el séptimo de nueve hermanos. Cuando vienes desde tan abajo, tienes que luchar para sobrevivir.
    9 / 10

    “Fui el séptimo de nueve hermanos. Cuando vienes desde tan abajo, tienes que luchar para sobrevivir.”

  • El estilo de vida libre propone fines, pero no prescribe los medios.
    10 / 10

    “El estilo de vida libre propone fines, pero no prescribe los medios.”

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.