Marcel Duchamp, artista por su propia voluntad. Biografía, citas, frases.

Nació en Blainville-Crevon el 28 de julio de 1887.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Artista porque tuvo la voluntad de serlo, ajedrecista, francés y también estadounidense desde 1955, es Marcel Duchamp, nacido en Blainville-Crevon el 28 de julio de 1887.

Su padre fue notario y alcalde y él fue el tercero de seis hermanos; la inclinación artística, de ser cosa de familia, le viene de su abuelo paterno que, tras haber ganado una pequeña fortuna, se dedicó a su pasión, la pintura y el grabado; sus hermanos mayores siguieron también la deriva artística del abuelo y más tarde del propio Marcel.

Su carrera comenzó a duras penas en París, donde suspendió el examen de ingreso a la Escuela de Bellas Artes; se dedicó a pintar retratos y dibujos humorísticos, también cumplió con su obligación con el servicio militar y, mientras titubeaba entre unos y otros estilos, su obra comenzaba a ser valorada por la crítica y el público. A partir de 1911 Duchamp se sumó a la vanguardia innovadora del S.XX y su experimentación comenzó a ir más allá de lo conocido hasta entonces; era la época en la que nacía lo que hoy conocemos como arte moderno y Marcel Duchamp formó y forma parte de él.

Catalogar la obra de Duchamp es casi imposible, descubrimos en ella rasgos cubistas pero también de otros estilos porque, en realidad, él no se adscribía a corriente alguna, iba más allá de todas ellas y desarrollaba su trabajo al calor del arte moderno en su conjunto persiguiendo ideas como la de plasmar en un lienzo el movimiento, el proceso intelectual de una partida de ajedrez o el humor.

Viajó por Europa y vivió un tiempo en Munich, visitó los museos de Viena, Praga, Leipzig, Dresde y Berlín y regresó a París con más vanguardia en su cabeza, pensando en nuevos elementos que sustituyeran a los clásicos lienzos y llegando a preguntarse si era posible hacer obras que no fuesen de arte.

En 1915 abandonó París y Europa, no tanto por la I Guerra Mundial, pues no podía ser llamado a filas debido a que padecía de un soplo en el corazón, sino por el reproche social del que era objeto por su apatía hacia la guerra; se marchó entonces a Nueva York. Fue en los años siguientes cuando nació el estilo conocido como ready-made, su primera obra fue una pala quitanieves que colgó del techo con un cable y la firmó.

Vivió un tiempo en Buenos Aires y se trasladó a Londres y de vuelta a París, ciudad que dejó de nuevo atrás para regresar a Nueva York hasta 1923, año en el que se instaló en París, la que sería su ciudad durante 20 años más, allí desarrollaría entonces su obra aunque nunca perdió sus lazos neoyorquinos, hasta el punto que en 1955 le fue concedida la nacionalidad estadounidense.

Duchamp fue creativo y un estudioso del arte hasta superar los límites tradicionales de esta disciplina y es por eso uno de los máximos exponentes del arte moderno.

 

 

Sus Citas y Frases célebres

  • Mi capital es el tiempo, no el dinero.
    1 / 9

    “Mi capital es el tiempo, no el dinero.”

  • No creo en el arte, creo en los artistas.
    2 / 9

    “No creo en el arte, creo en los artistas.”

  • Contra toda opinión, no son los pintores sino los espectadores quienes hacen los cuadros.
    3 / 9

    “Contra toda opinión, no son los pintores sino los espectadores quienes hacen los cuadros.”

  • ...una obra está hecha completamente por aquellos que la miran o la leen y la hacen sobrevivir por sus aclamaciones o incluso por su condena
    4 / 9

    “...una obra está hecha completamente por aquellos que la miran o la leen y la hacen sobrevivir por sus aclamaciones o incluso por su condena”

  • El arte tiene la bonita costumbre de echar a perder todas las teorías artísticas.
    5 / 9

    “El arte tiene la bonita costumbre de echar a perder todas las teorías artísticas.”

  • Hay millones de artistas que crean; sólo unos cuantos miles son aceptados o, siquiera, discutidos por el espectador; y de ellos, muchos menos todavía llegan a ser consagrados por la posteridad.
    6 / 9

    “Hay millones de artistas que crean; sólo unos cuantos miles son aceptados o, siquiera, discutidos por el espectador; y de ellos, muchos menos todavía llegan a ser consagrados por la posteridad.”

  • Siempre son los demás los que se mueren.
    7 / 9

    “Siempre son los demás los que se mueren.”

  • No hay solución porque no existe ningún problema.
    8 / 9

    “No hay solución porque no existe ningún problema.”

  • Les he tirado a la cara el estante de las botellas y el orinal y ahora los admiran por su belleza estética.
    9 / 9

    “Les he tirado a la cara el estante de las botellas y el orinal y ahora los admiran por su belleza estética.”

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.