Ludwig van Beethoven, el compositor sordo o la música desde el silencio. Biografía, citas, frases.

El grandísimo pianista y compositor Ludwig van Beethoven nació en Bonn, Alemania, el 16 de diciembre de 1770.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

El padre de Ludwig van Beethoven, cantante de capilla y alcohólico, se empeñó en hacer de él un niño prodigio, enseñándole pronto a tocar el piano, el órgano y el violín.

Estudiando en Viena, tuvo que volver a su casa por la prematura muerte de su madre y el abatimiento físico y moral de su padre, que lo convirtió durante unos años en el único sustento de la familia. Después volvería a Viena para no regresar jamás. Con sólo 26 años comienza a notar los primeros síntomas de una sordera que provocó que se encerrara en su propio mundo. Sin embargo, en este periodo silencioso, su música se hizo cada vez más hermosa, dramática y expresiva.

Con Beethoven, el compositor se convierte en un profesional con criterio propio que reflexiona, madura, publica y vende su obra con libertad, dirigida a un público universal, a toda la humanidad, presente y futura. Aunque mantiene el interés por el desarrollo temático de Haydn, transforma progresivamente la reglas y formas musicales del clasicismo adecuándolas a las necesidades expresivas del pensamiento romántico.

Sus Citas y Frases célebres

  • Recomendad a vuestros niños la virtud; solo eso, y no el dinero, puede hacerles felices.
    1 / 11

    “Recomendad a vuestros niños la virtud; solo eso, y no el dinero, puede hacerles felices.”

  • La música constituye una revelación más alta que ninguna filosofía.
    2 / 11

    “La música constituye una revelación más alta que ninguna filosofía.”

  • Todo el que obra recta y noblemente puede, por ello mismo, sobrellevar el infortunio.
    3 / 11

    “Todo el que obra recta y noblemente puede, por ello mismo, sobrellevar el infortunio.”

  • Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo.
    4 / 11

    “Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo.”

  • Hay momentos en que me parece que el lenguaje no sirve todavía absolutamente para nada.
    5 / 11

    “Hay momentos en que me parece que el lenguaje no sirve todavía absolutamente para nada.”

  • El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad.
    6 / 11

    “El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad.”

  • Me apoderaré del destino agarrándolo por el cuello. No me dominará.
    7 / 11

    “Me apoderaré del destino agarrándolo por el cuello. No me dominará.”

  • Hacer felices a otros hombres: no hay nada mejor ni más bello.
    8 / 11

    “Hacer felices a otros hombres: no hay nada mejor ni más bello.”

  • Este sordo escuchaba al infinito.
    9 / 11

    “Este sordo escuchaba al infinito.”

    Victor Hugo.

  • Tengo la impresión de que usted tiene varias cabezas y varios corazones.
    10 / 11

    “Tengo la impresión de que usted tiene varias cabezas y varios corazones.”

    Joseph Haydn.

  • Antes de Beethoven se escribía música para lo inmediato: con Beethoven, se empieza a escribir música para la eternidad.
    11 / 11

    “Antes de Beethoven se escribía música para lo inmediato: con Beethoven, se empieza a escribir música para la eternidad.”

    Albert Einstein

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.