Kathleen Beauchamp, alias Katherine Mansfield, cuentista, libre y feminista. Biografía, citas, frases.

Kathleen Beauchamp, que escribía bajo el nombre de Katherine Mansfield, nació en Wellington, Nueva Zelanda, el 14 de octubre de 1888.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Decía que era escritora antes que mujer pero vivió como mujer libre y feminista más que como escritora y eso, en su tiempo y en el ámbito de una familia acomodada, es un mérito en sí mismo. Es Kathleen Beauchamp y utilizó como escritora el pseudónimo de Katherine Mansfield.

Katherine Beauchamp nació en una familia acomodada en Wellington el 14 de octubre del año 1888 pero ese bienestar familiar no se tradujo en armonía en el hogar, su padre llegó a ser nombrado Sir y a presidir el Banco de Nueva Zelanda y su madre le tenía cierta aversión porque ansiaba tener un hijo, no una hija, por eso nuestra escritora fue criada más por su abuela que por sus padres.

Pasa parte de su infancia en el campo pero a los 10 años su familia regresa a Wellington y a esa edad publica su primer relato en la revista del colegio; en su adolescencia sufre un desengaño amoroso al enamorarse de su profesor de violonchelo y ser rechaza  por él, eso la empuja a pedir a sus padres que la manden a estudiar a Londres como han hecho con sus hermanas; al principio sus padres se oponen porque es todavía demasiado joven pero finalmente se sale con la suya.

En Londres continúa escribiendo y se enamora de una mujer que llegará a ser su amante; al terminar sus estudios regresa a Wellington por presiones familiares pero no se adapta a su ciudad natal y de nuevo vence en la dicusión con sus padres y vuelve a Londres donde transcurre la mayor parte de su vida.

En Londres asumió la negativa de sus padres a que se dedicara de forma profesional a la música -era una gran violonchelista- y llevó una vida bohemia, se quedó embarazada pero no se casó con su novio por la negativa de los padres de él, sí lo hizo con un profesor de violonchelo 11 años mayor que ella -George Bowden- pero lo abandona la misma noche de bodas; es entonces cuando desvela a su famila su embarazo y su madre viaja a Londres con intención de llevarse a Katherine a Baviera para mantener oculto su embarazo y tratar de dejar atrás el lesbianismo de su hija del que ya tenía noticia. Katherine Mansfield sufre un aborto natural y vuelve a Londres, su madre regresa a Wellington y ya nunca volverán a verse.

Su segundo matrimonio tardó en llegar porque le costó mucho obtener el divorcio, lo extraño es que después de años de relación duró sólo dos semana aunque también es cierto que su relación con su segundo marido -John Middelton Murry- estuvo salpicada por su relación con la que fuera su primera amante, Ida Baker; también trascendió su relación sentimental con Beatrice Hastings.

La muerte de su hermano supuso para ella un duro golpe y su salud comienza a jugarle una mala pasada, sufre una gonorrea y artritis y poco después contrae la tuberculosis que acabará con su vida a la temprada edad de 34 años; en sus últimos años viajó mucho por Europa tratando de encontrar una cura para su enfermedad y se re-encontró con su padre que, tras enviudar, viajó también a Europa.

Durante su vida no tuvo un gran éxito como escritora, Mansfield vivía con cierta comodidad gracias a la renta anual que le hacía llegar su padre, pero, tras su fallecimiento, su entonces marido recogió todos los escritos que ella conservaba y los publicó dejando constancia en el mundo del paso por él de una mujer rebelde, inquieta… y cuentista.

Sus cuentos completos han sido publicados en 1999 por Alba Editorial y posteriormente también por Nuevas Ediciones de Bolsillo, también Ediciones Cátedra y Ediciones El País publicaron antologías de relatos de esta escritora.

Sus Citas y Frases célebres

  • Si pudiéramos cambiar nuestra actitud, no sólo deberíamos ver la vida de modo diferente sino que la vida en sí misma sería diferente.
    1 / 6

    “Si pudiéramos cambiar nuestra actitud, no sólo deberíamos ver la vida de modo diferente sino que la vida en sí misma sería diferente.”

    Could we change our attitude, we should not only see life differently, but life itself would come to be different.

  • Soy escritora primero, mujer después.
    2 / 6

    “Soy escritora primero, mujer después.”

    I'm a writer first and a woman after.

  • Es de inmensa importancia aprender a reirnos de nosotros mismos.
    3 / 6

    “Es de inmensa importancia aprender a reirnos de nosotros mismos.”

    It is of immense importance to learn to laugh at ourselves.

  • No es una carta sino mis brazos alrededor de ti por n breve instante.
    4 / 6

    “No es una carta sino mis brazos alrededor de ti por n breve instante.”

    This is not a letter but my arms around you for a brief moment.

  • Quiero, comprendiéndome a mi misma, entender a otros. Quiero ser todo lo que sea capaz de llegar a ser.
    5 / 6

    “Quiero, comprendiéndome a mi misma, entender a otros. Quiero ser todo lo que sea capaz de llegar a ser. ”

    I want, by understanding myself, to understand others. I want to be all that I am capable of becoming.

  • Todo lo que verdaderamente aceptamos en la vida, conlleva un cambio.
    6 / 6

    “Todo lo que verdaderamente aceptamos en la vida, conlleva un cambio.”

    Everything in life that we really accept undergoes a change.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.