Jean-François Millet, el pintor de los campesinos. Biografía, citas, frases.

Pintor naturalista, realista y social, Jean-François Millet nació el 4 de octubre de 1814 en la aldea normanda de Gruchy, cerca de Cherburgo, Francia.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Millet fue el primogénito de un matrimonio de campesinos de la región francesa de Normandía. Creció en un ambiente muy modesto, aunque sus padres eran aficionados a la lectura y amantes del saber. Su padre se dio cuenta del potencial creativo del joven Millet.

Desde joven ya destacaba por sus aptitudes para el dibujo y, gracias a ello, después de pasar por un par de talleres locales, obtuvo una beca otorgada por la ciudad de Cherburgo  para que pueda ingresar en la escuela de Bellas Artes de Paris, donde entra bajo la tutela de Paul Delaroche, pintor de cuadros históricos discípulo de Gros.

La personalidad de Millet destacaba por su humildad y por el amor a sus orígenes humildes. No le interesaban los movimientos revolucionarios ni las grandes teorías artísticas que interesaban a la mayoría de los artistas de su tiempo. Millet contaba con su propio pensamiento revolucionario que quedaba reflejado cada vez que pintaba el sufrimiento y la humildad de los trabajadores de la tierra. Prefería tratar temas aparentemente triviales, aunque esa trivialidad era engañosa. Buscaba ver en lo más pequeño la inmensidad absoluta.

Una década después se marchó de París para instalarse en el pueblo de Barbizon, en el bosque de Fontainebleau. Allí formó parte del llamado Grupo de Barbizon, considerados precursores del Impresionismo. Así es, porque Millet, como tantos otros grandes pintores de la historia, influyó en gran cantidad de pintores posteriores y, sobre todo, tanto en el aspecto artístico como en el espiritual,  en un único pintor, Vincent Van Gogh. Y como éste, Millet fue siempre fiel a su modo de entender la pintura, aunque eso significara pasar grandes estrecheces económicas, como las que padeció toda su vida.

Sus Citas y Frases célebres

  • El arte es un combate en el que hay que arriesgar la piel.
    1 / 9

    “El arte es un combate en el que hay que arriesgar la piel.”

  • Se trata de lograr que lo trivial sirva para la expresión de lo sublime.
    2 / 9

    “Se trata de lograr que lo trivial sirva para la expresión de lo sublime.”

  • Pintando un paisaje pensaréis en el hombre; pintando al hombre, pensaréis en el paisaje que le rodea.
    3 / 9

    “Pintando un paisaje pensaréis en el hombre; pintando al hombre, pensaréis en el paisaje que le rodea.”

  • Hay quienes me dicen que niego los encantos del campo, y yo encuentro en él mucho más que encantos: esplendores infinitos.
    4 / 9

    “Hay quienes me dicen que niego los encantos del campo, y yo encuentro en él mucho más que encantos: esplendores infinitos.”

  • El Ángelus es un cuadro que he realizado pensando en como, trabajando antaño en el campo, a mi abuela no se le escapaba, cuando oía tocar la campana, de hacer que nos detuviéramos en nuestra labor para rezar el ángelus.
    5 / 9

    “El Ángelus es un cuadro que he realizado pensando en como, trabajando antaño en el campo, a mi abuela no se le escapaba, cuando oía tocar la campana, de hacer que nos detuviéramos en nuestra labor para rezar el ángelus.”

  • Los críticos creen que me harán retroceder, que me convertiré al arte de los Salones. Pero no: campesino nací y campesino moriré. Quiero pintar lo que yo siento.
    6 / 9

    “Los críticos creen que me harán retroceder, que me convertiré al arte de los Salones. Pero no: campesino nací y campesino moriré. Quiero pintar lo que yo siento.”

  • La decadencia empezó cuando se llegó a creer que el arte, a pesar de que se inspira en la naturaleza, era el bien supremo; se propuso al artista como modelo y objetivo, sin considerar que su mirada está puesta en lo infinito.
    7 / 9

    “La decadencia empezó cuando se llegó a creer que el arte, a pesar de que se inspira en la naturaleza, era el bien supremo; se propuso al artista como modelo y objetivo, sin considerar que su mirada está puesta en lo infinito.”

  • Es el lado humano lo que me interesa en el arte… Y jamás se me presenta con cariz alegre.
    8 / 9

    “Es el lado humano lo que me interesa en el arte… Y jamás se me presenta con cariz alegre.”

  • Cuando pintéis, tanto si se trata de una casa como de un bosque, o de un campo, o del cielo, o el mar, pensad en quien lo habita o lo contempla.
    9 / 9

    “Cuando pintéis, tanto si se trata de una casa como de un bosque, o de un campo, o del cielo, o el mar, pensad en quien lo habita o lo contempla.”

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.