Francis George Steiner, el mayor crítico literario vivo y el último humanista. Biografía, citas, frases.

Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades y eterno candidato al Premio Nobel de Literatura, George Steiner nació en París el 23 de abril de 1929.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

George Steiner nació y vivió sus primeros años en París, en el distrito 16, un barrio muy liberal, con mucha cultura y mucha presencia judía, religión de su familia. Su infancia fue privilegiada, protegida, en una casa llena de libros, de música, con una madre políglota nacida en la Viena mítica de la gente de la cultura, y un padre de origen checo, de una pequeña aldea a ocho kilómetros de Lídice. Según cuenta, su educación estuvo llena de esperanza, llena del humanismo característico de ese mundo, francés y al mismo tiempo centroeuropeo.

Fue a la escuela norteamericana de París, en la rue Theóphile Gautier, y allí fue formado en inglés. Luego fue al liceo Jason de Sailly, y allí fue formado en francés. Y siempre, con ese fondo de cultura alemana en el que se había criado. Luego aprendió griego con su padre, que le leía en griego La Ilíaday le pedía informes de lectura de cada uno de los libros que le regalaba. Su familia le encaminaba hacia el gusto por las artes, no sólo de la literatura, sino también de la música. El nazismo nada pudo hacer, más que obligar a su familia al exilio estadounidense.

Sus años de universidad le llevaron de la Sorbona de París a Chicago y también a Harvard, donde cursó Literatura, Matemáticas y Física. Posteriormente, siguiendo una ruta un tanto anárquica, terminó la carrera en Oxford, ciudad donde también se doctoró en Literatura y Filosofía. Uno de sus primeros trabajos fue como editorialista del semanario británico The Economist.

Después comenzó su carrera docente, que lo ha llevado a dar clases en Cambridge y, durante veinticinco años en la Universidad de Ginebra, además de ser profesor invitado en Princeton, Stamford, Yale y en la cátedra Eliot Norton de Poética en Harvard, entre otras prestigiosas universidades. Durante veinticinco años ha sido crítico literario de la revista The New Yorker, y posteriormente en el diario The New York Times. Para muchos, es el mayor crítico literario vivo y el último humanista.

Steiner es un auténtico erudito. Nadie como él encarna la imagen del intelectual cosmopolita que ha sabido compaginar el estudio de la literatura clásica con el ejercicio de la crítica periodística. A Steiner debemos algunos de los ensayos más estimulantes de la segunda mitad del siglo XX, obras como Después de Babel, El castillo de Barba Azul, Extraterritorial, Errata, Martín Heideggero Fragmentos,entre otras.

Sus Citas y Frases célebres

  • La cultura no sirve de vacuna contra la maldad, ni contra el terror.
    1 / 9

    “La cultura no sirve de vacuna contra la maldad, ni contra el terror.”

  • Mientras haya deseo de saber, habrá alguien dispuesto a enseñar.
    2 / 9

    “Mientras haya deseo de saber, habrá alguien dispuesto a enseñar.”

  • Todas las grandes artes, la música, la literatura, son un acto crítico.
    3 / 9

    “Todas las grandes artes, la música, la literatura, son un acto crítico.”

  • Mi madre, que era profundamente vienesa, tenía la costumbre de empezar una frase en una lengua y de terminarla en otra.
    4 / 9

    “Mi madre, que era profundamente vienesa, tenía la costumbre de empezar una frase en una lengua y de terminarla en otra.”

  • Al mirar hacia atrás, el crítico ve la sombra de un eunuco. ¿Quién sería crítico si pudiera ser escritor?
    5 / 9

    “Al mirar hacia atrás, el crítico ve la sombra de un eunuco. ¿Quién sería crítico si pudiera ser escritor?”

  • Un libro no tiene edad.
    6 / 9

    “Un libro no tiene edad.”

  • A menudo, la historia demuestra que el creador, el artista supremo, el maestro de la política lleva las cicatrices de su grandeza.
    7 / 9

    “A menudo, la historia demuestra que el creador, el artista supremo, el maestro de la política lleva las cicatrices de su grandeza.”

  • El homenaje más importante que cualquier ser humano puede hacer a una poesía o trozo de prosa que ama es aprenderlo de memoria. No con la cabeza, sino con el corazón, la expresión es de vital importancia.
    8 / 9

    “El homenaje más importante que cualquier ser humano puede hacer a una poesía o trozo de prosa que ama es aprenderlo de memoria. No con la cabeza, sino con el corazón, la expresión es de vital importancia.”

  • La crítica literaria suele proceder de déficit de amor.
    9 / 9

    “La crítica literaria suele proceder de déficit de amor.”

NULL
  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Moda de Interior

No corta el mar sino vuela

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.