Babe Paley, la más elegante de las socialités. Biografía, citas, frases.

Barbara Cushing Mortimer Paley nació el 5 de julio de 1915 en Boston.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Los nostálgicos dicen que ya no hay personas como ella, porque todas las socialités de ahora, las Kardashian, las Hilton, son vulgares y pretenciosas. Y puede que tengan razón. De lo que no hay duda es de que siempre que se habla del gusto exquisito y del estilo de los famosos de los cuarenta, los cincuenta y los sesenta, siempre se habla de Barbara Cushing Mortimer Paley, la hija de un afamado neurocirujano y de una madre ambiciosa que la educó para casarse cuyo estilo ha sido imitado, aún hoy, hasta la saciedad.

Editora de Vogue en Nueva York, Barbara tomó el apellido de su segundo marido, William Paley, millonario y fundador de la cadena CBS, con quien formó un exclusivo grupo de amigos mientras en la intimidad del hogar la hacía desdichada por sus continuas infidelidades. Babe era guapa y elegante a los ojos de todo el mundo y encantadora con su exclusivo grupo, porque con quien no tuviera las conexiones sociales adecuadas podía resultar enormemente distante y arrogante. Con su estilo chic, Barbara Babe había desarrollado un estilo personal, detallista, fresco y elegante que pasaba por un maquillaje sencillo, contrastar el negro con el azul, interesarse por los pantalones, los zapatos bajos y los sombreros de paja, por las mangas ajustadas, por combinar las perlas con las bisutería y por atar un pañuelo a su bolso.

Barbara Babe encarnó la perfección de los años 40, al punto que figuraba obligatoriamente en las listas de Las Mejores Vestidas de su época. Truman Capote tenía un adjetivo para describir a las grandes damas de esta sociedad, swans, bellas mujeres ya maduras, delgadas y elegantes que dictaban modas, imponían lugares y ponían el listón imposiblemente alto para el común de los mortales. Jacqueline de Ribes, Marella Agnelli, Gloria Guinness, Gloria Vanderbilt, Nan Kampner… pero fue Babe Paley su cisne preferido porque le abrió las puertas de la jet set americana, que tanta fascinación produjo en el escritor.

Sus Citas y Frases célebres

  • Babe Paley solo tenía un defecto: era perfecta.
    1 / 9

    “Babe Paley solo tenía un defecto: era perfecta.”

    Truman Capote.

  • El look deliberadamente cuidado, con todo a juego, resulta aburrido.
    2 / 9

    “El look deliberadamente cuidado, con todo a juego, resulta aburrido.”

  • Soy una de esas mujeres que prefiere usar pantalones, especialmente para estar en casa.
    3 / 9

    “Soy una de esas mujeres que prefiere usar pantalones, especialmente para estar en casa.”

  • Me gusta el choque repentino de color, el contraste. El color es, de hecho, mi debilidad.
    4 / 9

    “Me gusta el choque repentino de color, el contraste. El color es, de hecho, mi debilidad.”

  • La pulcritud, que es el aseo, es sin duda el requisito más importante.
    5 / 9

    “La pulcritud, que es el aseo, es sin duda el requisito más importante.”

  • Conservar la integridad. La conciencia de tu propia rectitud te aliviará de la fatiga del trabajo, suavizará lo duro de las decepciones y te hará humilde ante Dios cuando la ingratitud de la gente o la maldad de los tiempos te nieguen otras recompensas.
    6 / 9

    “Conservar la integridad. La conciencia de tu propia rectitud te aliviará de la fatiga del trabajo, suavizará lo duro de las decepciones y te hará humilde ante Dios cuando la ingratitud de la gente o la maldad de los tiempos te nieguen otras recompensas.”

  • La ira no es siempre pecado porque en algunas ocasiones es inevitable. Se convierte en pecado cuando aparece por algo ligero e insuficiente, y cuando dura mucho tiempo.
    7 / 9

    “La ira no es siempre pecado porque en algunas ocasiones es inevitable. Se convierte en pecado cuando aparece por algo ligero e insuficiente, y cuando dura mucho tiempo.”

  • Nunca serás demasiado rica ni demasiado delgada.
    8 / 9

    “Nunca serás demasiado rica ni demasiado delgada.”

  • Pese al hecho de que todo el mundo la adoraba y creía que era la mujer más bella del mundo, en cierto sentido se sentía insegura.
    9 / 9

    “Pese al hecho de que todo el mundo la adoraba y creía que era la mujer más bella del mundo, en cierto sentido se sentía insegura.”

    Sigourney Weaver, interpretó a Babe Paley en Historia de un crimen, el relato sobre el proceso de creación de la novela de Capote A sangre fría .

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.