Vinos y familia.

Bodegas Callejo es un ejemplo de tesón familiar. Cada uno aporta algo y los vinos son, como ellos, diferentes. Únicos.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

En la Ribera del Duero, se suceden las bodegas. La mayoría está, todavía, en manos familiares y son negocios que han sufrido, vivido y brillado tanto como las personas que están detrás. En Sotillo de la Ribera, un pequeño municipio burgalés existe una llamada Bodegas Félix Callejo que cada año produce unas etiquetas excepcionales. Son vinos con alma, que dicen mucho en la copa, que emocionan en el paladar y que son el resultado de un esfuerzo conjunto. El de Félix y sus cuatro hijos. Y Pilar, la esposa y madre,  también no tiene menos responsabilidad. Aunque ella fuera maestra de profesión, aportó y aporta lo suyo.

Nacido en una familia con una larga tradición en el mundo del vino y trabajador desde temprana edad, su primera cosecha fue en el año 1989. A partir de ese momento, y viaje tras viaje, consiguió que sus referencias llegaran hasta Japón y América. De hecho, fue uno de los primeros en introducirlos cuando en algunos países la cultura del vino empezaba a despuntar.

Luchador incansable, uno a uno contagió de dicho empeño a sus hijos; Y José Félix, Noelia, Cristina y Beatriz terminaron sumando su energía a Bodegas Callejo. Ellos, además, han alentado a su padre en la consecución de un nuevo sueño.

RecomendadoHennessy Paradis Imperial Precision Gallery, el hogar del cognac está en el hotel Bristol de París.

Se trata Valdelroble. En un páramo a 930 metros de altitud, esta finca de 10 hectáreas estaba dedicada hasta la fecha al cereal. La pobreza del terreno, lo pedregoso, calizo y su microclima extremo, la hacían bastante improductiva. En ella, Félix, que tiene la licencia de piloto privado, quiso construir una pista de aterrizaje. Pero no fue así. Fue, sin embargo, plantada primero con cepas de Tinta Fina y Tempranillo. Luego, llegarían las de Merlot y Syrah. Y hoy por hoy, el vino Finca Valdelroble, de pago y de pequeña producción,  es una joya.

Fresco y potente. De aroma profundo, intenso sabor, alcanza su máxima expresión tras unos minutos en copa. Entonces, se aprecia esa fruta realmente madura y algunas especias. Es un vino de altos vuelos con el que celebrar el empeño de la familia y las noticias más felices.

bodegasfelixcallejo.com

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.