Schhhhhh…

La historia de Schweppes es tan desconocida como los placeres de la tónica. Y es la historia de la tónica, de la original

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

La historia de Schweppes es por lo general tan desconocida como los placeres de la tónica. Y es la historia de la tónica, de la original. Su creador, Jacob Schweppe, un inquieto joyero Suizo afincado en Ginebra, andaba experimentando con los efectos del aire en el agua cuando al aplicarle burbujas de anhídrido carbónico consigue una bebida, claro, carbonatada. La primera.

Este descubrimiento es el germen de la discreta empresa “J Schweppe & Co” que comercializaría sodas carbonatadas. En 1870 prueba a añadirle quinina a la soda consiguiendo lo que se llamaría “agua tónica” que encontraría poco después su éxito durante la colonización de la India. Por su contenido en quinina, los británicos la consumía en grandes cantidades sola o mezclada con limón o ginebra, para combatir enfermedades como la malaria o el paludismo. Se popularizó tanto la bebida que la adoptaron como bebida nacional.

La botella original, inspirada en los huevos de Pascua de la tradición orfebre de los zares rusos, era ovoide, una forma que facilitaba el llenado y permitía conservar mejor el gas y que junto con la calidad de los ingredientes le valieron el Sello de Garantía de la Casa Real Británica.

Gracias a la abundate relación comercial con la India, Schweppe tiene acceso a nuevos aromas de tierras lejanas, exóticas, con los que experimenta buscando sutiles propuestas a la fórmula original. Un secreto nunca desvelado pero que ha inspirado hoy en día a Schweppes, la empresa, a crear estas nueva cuatro variedades de excelentes tónicas aromáticas en una botella que recupera el espíritu ovoide de la original.

Heritage.
Azucar 100% para lograr el equilibrio perfecto con el destilado mejorando la mezclabilidad. Gracias a la generosidad de las burbujas el aroma se expande y equilibra el combinado.

Azahar y lavanda.
En nariz, sutil entrada floral violeta y lavanda, elegantemente combinado con Azahar y en boca, entrada potente con final largo, amable y con recuerdos de lavanda.

Ginger y Cardamomo.
En nariz, frescor de cardamomo y cítricos hacia aromas exóticos. En boca, Jenjibre en entrada y persistente en la salida, fresco y agradablemente seco.

Pimienta rosa.
En nariz, cítricos provocativos y espaciados que potencian los tradicionales aromas de esta tónica, y en boca viva y espontánea, potencia y alarga los sabores con su guiño picante y un noble recuerdo amargo.

Meta información

Newsletter
Tienes que saber que utilizamos cookies para garantizar una magnífica experiencia en loff.it...
Más sobre nuestras cookies