Ronin, 47 motos samurai.

47 motos numeradas y nombradas como otros tantos guerreros samurai.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Hay proyectos que tienen mucho de épico y romántico, tanto que toman su nombre de leyendas japonesas y se empeñan en ser ciertos aun cuando el esfuerzo que eso supone sea ímprobo. Ronin, esta particular moto, es uno de esos proyectos…

La historia comienza cuando en 2009 Harley Davidson anuncia el fin de la marca de motos Buell; es entonces cuando los fundadores de Ronin Motor Works se hacen con dos Buell 1125 y, sobre ellas, desarrollan un proyecto de rediseño y reinvención. Tras meses de trabajo llegan al resultado: dos motos fuera de lo común que se presentan en 2010 bajo el nombre ‘ronin’ por una única razón, ronin son los samuráis japoneses que se han quedado sin señor y así estaba la Buell 1125, huérfana una vez su firma desaparecía.

Las Ronin tuvieron una acogida dispar pero despertaron interés más que suficiente para que en The Ronin Motor Works comenzaran a pensar en el modo y la forma de hacer una edición limitada de este modelo. Dicho y… casi hecho.

Consiguieron hacerse, no sin esfuerzo, con las 47 Buell 1125 necesarias para convertirlas en Ronin; ¿por qué 47, ni una más ni una menos? porque ese fue el número de samuráis japoneses sin señor -denominados ronin- cuya historia se cuenta en una de las leyendas más célebres del país nipón.

Cuenta esa mítica leyenda que 47 samurái se convirtieron en ronin al ser su daimyo -su señor- forzado al suicidio por haber agredido a un alto funcionario; estos 47 ronin fraguaron la venganza de tal suerte de suicidios y la llevaron a cabo: mataron al alto funcionario y a toda su familia… y consecuentemente fueron obligados también ellos al suicidio.

Las 47 Buell se guardaron a buen recaudo mientras en Ronin Motor Works seguían trabajando en el diseño porque las 47 Ronin no van, ni mucho menos, a ser iguales, de hecho, cada una de ellas llevará grabado el nombre de uno de los 47 samuráis japoneses de los que toman prestada así no sólo su historia sino también su identidad.

Cambiará el color e incluso las formas además de llegar de forma y modo escalonado al mercando, primero serán 12 y luego seguirá el goteo en número menor hasta llegar a las 5 últimas que serán, cada una de ellas, únicas.

El precio de estas motos, que empezaron siendo Buell para ser finalmente Ronin, estará entorno a los 38.000 dólares, al menos, en el caso de las doce primeras. ¿Te apetece hacerte con una?

 

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Rodar

Rodar… y deslizarse, volar, navegar. Y el casco más buscado, la bicicleta de look retro, el coche customizado por la firma de moda, el patín sólo apto para ejecutivos… Creaciones que transportan nuestros sueños.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.