McLaren Artura Art Car, una creación de Nat Bowen.

El McLaren Artura Art Car es la versión más artística del primer supercoche híbrido de alto rendimiento de esta icónica firma británica.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

McLaren Automotive ha presentado, en el marco del Concurso de Elegancia de Chantilly, el McLaren Artura Art Car diseñado en colaboración con la artista Nat Bowen, un proyecto que demuestra una vez más que un coche, un gran coche, puede ser un lienzo y la base de una obra de arte.

El Artura es el primer supercoche híbrido de altas prestaciones de los británicos de McLaren y en esta ocasión no sólo es vanguardia automovilística sino también artística gracias al trabajo de Nat Bowen, una artista británica famosa por sus vibrantes y coloridas creaciones.

Será el 25 de septiembre cuando este excecional Artura participe en el Chantilly Arts & Élégance Richard Mille que se celebra desde la primera edición del ya clásico Concurso de Elegancia (automovilística) de la localidad francesa de Chantilly, 50 kilómetros al norte de París; se trata de un evento con mucho estilo y mucha clase en el que confluyen la gastronomía y la moda, alrededor de la automoción, para celebrar el modo de vivir a la francesa (dicho de otro modo, el glamur francés).

La presentación será todo un espectáculo de diseño, automoción y moda porque McLaren participará con el diseño de Nat Bowen en el desfile de Concept Cars pero lo hará, además, emparejado con una firma francesa que representa la historia misma de la moda en Francia, Lanvin.

Un detalle adicional: el McLaren Artura Art Car no será el único representante de la firma automovilística francesa en este evento, también podremos maravillarnos ante el superdeportivo Mclaren 720S.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Rodar

Rodar… y deslizarse, volar, navegar. Y el casco más buscado, la bicicleta de look retro, el coche customizado por la firma de moda, el patín sólo apto para ejecutivos… Creaciones que transportan nuestros sueños.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.