Delahaye 135 MS Coupe, el atractivo de finales de los años 30.

Será subastado el próximo 14 de marzo en Amelia Island

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Presentado en el Salón de París en 1935, era una atracción digna de ver. Los coches «de lágrima» se hicieron en cantidades relativamente pequeñas, eso les hacía más llamativos y se convertirían en iconos instantáneos,… y lo siguen siendo hoy en día.

Este ejemplo particular de carrocería Figoni fue construido en el Tipo 135 con chasis de Delahaye, resultando 160 caballos de fuerza en esta configuración de MS más potente.

El Delahaye 135 MS Coupe que se ofrecen aquí, con número de chasis 60112, estaba vestido de Figoni con número de cuerpo 729, tal y como se presentó para el Salón de París 1938, colocándole un fabuloso con motor V-12 Delahaye 165 Cabriolet.

Durante la IIGM desapareció de la vista y hasta 1964 no fue descubierto en el sur de Francia. En 1983 se registró a la señora Gautier, que se lo vendió al gran aficionado Antoine Raffaelli en 1985 quien encargó una cuidadosa restauración de determinados elementos durante el 86 y 87, sobre todo en la  piel y madera del interior. Otros  cambios menores de estilo, se presume se han realizado en la década de 1940, incluyendo una parrilla rediseñada más estrecha, y los adornos cromados que se agregaron a los bordes de ataque de los parachoques delanteros.

Raffaelli vendió el coche en 1990, y pasó al cuidado de dos propietarios hasta 1998. Ese año, el coche pasó a la colección de Pedro Kaus en Aschaffenburg, Alemania, donde permaneció hasta 2006, cuando fue adquirido por el coleccionista norteamericano John O’Quinn.

En su nueva propiedad estadounidense, la restauración sobre el Delahaye se encargó al experto parisino, Bocquet, que como consultor, recomienda Atelier Automóviles ANCIENNES de Dominique Tessier para asumir la tarea, embarcándose en una obra de dos años en las que se prestó la más estricta atención en los mínimos detalles.

Se reconstruyó su bastidor, se realizaron meticulosos trabajos en el cuerpo, chasis, motor, transmisión, y en el interior; desde el tren de rodaje a la tapicería…  los resultados fueron espectaculares.

El exterior fue terminado originalmente en un color marfil claro, el interior se determinó que iría en cuero rojo con ribetes blancos y se culminó, como se ve hoy.

Desde la prematura muerte del señor O’Quinn en 2009 hasta su cambio al actual propietario, quien también es un auténtico coleccionista, la restauración tuvo un nuevo proceso exhaustivo de cuatro meses.

Se eliminó la caja de cambios para la instalación de una nueva corona dentada del volante, se llevó a cabo una limpieza y sincronización de los carburadores Solex, las nuevas ruedas se fabricaron utilizando los cubos originales, los pestillos de las puertas y picaportes de las ventanillas se repararon para un funcionamiento más suave, se recroman un gran número de piezas, incluyendo la parrilla y el paragolpes, se restauran elementos del asiento trasero, todo el cableado y los elementos eléctricos. ​​

Con un rendimiento de 100 millas por hora, este Delahaye es un participante perfecto para cualquiera de los eventos automovilísticos más importantes de todo el mundo, como la subasta Amelia Island que se celebrará próximamente.

Más información Delahaye 135 MS Coupe

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Rodar

Rodar… y deslizarse, volar, navegar. Y el casco más buscado, la bicicleta de look retro, el coche customizado por la firma de moda, el patín sólo apto para ejecutivos… Creaciones que transportan nuestros sueños.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.