El Salón de Ginebra 2016 se rinde ante el nuevo Bugatti Bugatti Chiron, el superdeportivo con tecnología de F1.

Es azul, es brillante, tiene 1.500 CV de potencia y cuesta 2,4 millones de euros.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Como ya avanzábamos en diciembre, el Salón de Ginebra este año ha tenido una estrella indiscutible que ha brillado sin necesidad de focos ni flashes extras. Sus líneas deportivas, su azul bicolor, sus dimensiones, sus neumáticos, y declaraciones como “es el vehículo más potente, rápido, lujoso y exclusivo que se haya fabricado jamás”, han convertido al Bugatti Chiron en el centro de atención desde que se presentara a principios de este mes, en la 86º edición del Salón del Automóvil que cada año se celebra en Suiza.

Un hypercar que toma el testigo del Veyron, ahora con un motor W16 de 8.0 litros con cuatro turbocompresores, que consigue los 1.500 caballos de potencia a 6.700 revoluciones por minuto. Que se traduce en un incremento del 25% de potencia respecto del modelo anterior, y en nuevas cifras como que se pone de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos, al igual que un monoplaza de F1, pero también de 0 a 200 km/h en 6,5 segundos, o de 0 a 300 km/h en 13,6 segundos.

Nuevos datos a los que se suman también nuevas dimensiones, que hacen que el Chiron mida 4,54 metros de largo, 2,04 metros de ancho y 1,21 metros de alto, que nos lleva ahora a un interior amplio de acabados en cuero, costuras hechas a mano y fibra de carbono, en el que encontramos tres pantallas digitales, un velocímetro analógico, una caja de cambios de siete marchas DSG con doble embrague, y un sistema de tracción total permanente.

Una oda a la velocidad bajo el apellido de quien fuera uno de los legendarios pilotos de Bugatti, de nombre Louis, que consigue alcanzar los 420 km/h, mientras nos deja ver vestigios del mítico Bugatti Type 57SC Atlantic.

Estamos ante una edición limitada de 500 unidades, que cuenta con cinco programas de conducción: Liftt, EB Auto, que se activa al superar los 50 km/h, Highway, Handling y Top Speed, el modo más racing, que sólo puede activarse mediante una llave especial. Y un sistema de frenos cuya tecnología es la misma que la utilizada en la Fórmula 1. Unos frenos realizados en carbono con una base de carburo de silicio, que los dotan de mayor ligereza y más resistencia a la corrosión.

Un superdeportivo que según ha comunicado la casa, ya tiene un tercio de la producción bajo pedido, con 2,4 millones de euros por unidad, rodará sobre el asfalto previsiblemente el otoño que viene.

Más información Bugatti

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Rodar

Rodar… y deslizarse, volar, navegar. Y el casco más buscado, la bicicleta de look retro, el coche customizado por la firma de moda, el patín sólo apto para ejecutivos… Creaciones que transportan nuestros sueños.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.