Un velero para explorar el Ártico.

Una expedición para descubrir la sorprendente naturaleza de las tierras polares.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Cuando estás ante una inmensidad tan blanca, tan plagada de una geografía desafiante y a la vez tan pacífica, ¿sabes de qué tamaño se queda ese problema que no te dejaba dormir durante el año? ¿Sabes la importancia que tiene el que hayas enviado un email a destiempo cuando estás frente a un oso polar? ¿Te imaginas cómo será estar a bordo del velero de navegación rápida Sterna, para sumarte a la expedición por el Ártico?

La experiencia de tu vida ha sido diseñada por el regatista y pionero en la navegación oceánica española, Albert Bargués y uno de los exploradores polares más importantes del mundo, Ramón Larramendi. Juntos, han creado esta aventura por tierras polares para que descubras, con tus propios ojos, todo lo que este paisaje tan espectacular tiene para mostrarte.

A bordo del Sterna, el único open de 26 metros de eslora que existe en el mundo, navegarás entre fiordos, cruzarás de Noruega a Groenlandia, pasarás por Islandia entre témpanos y glaciares. Te quedarás asombrado por la magia de las auroras boreales y estirarás el día de aventuras con el Sol de Medianoche.

Además, tendrás la posibilidad de ver la fauna de la región en todo su esplendor y, entre vientos y desafíos, caminarás entre mantos blancos, llegando a poblaciones en el medio de la nada que aún conservan su estilo de vida milenario.

Enseguida entenderás que hay vacaciones de esas que compartes en Instagram y hay experiencias que llegan a los nietos. Porque son las que te hacen superarte. Sobrepasar otros riesgos que no controlas y a la vez estar tranquilo porque estás rodeado de un equipo experto en la zona que te enseñará a sobrevivir en esa región. Aquí te asombras por el paisaje y te enfrentas a la naturaleza y a sus caprichos. Y sólo cuando te deshaces de tus prejuicios de que todo es blanco y todo es hielo, podrás absorber los miles de azules que se descubren entre glaciares.

Tal vez, un impertinente pensamiento urbano tenga la osadía de presentarse en tu cabeza. Déjalo ir, hay una colonia de morsas que te mira así, como diciendo «¿pero qué le pasa?».

La expedición a bordo del Sterna durará 5 meses en total, pero está pensada para que te sumes a cualquiera de sus etapas:

Etapa 1Barcelona-Dublin hasta el archipiélago de las Svalbard, en el Océano Ártico. Llegar al casquete polar para deslumbrarse con los gigantescos glaciares que desembocan en los fiordos. Mientras tanto verás osos polares, focas, renos, orcas y aves marinas. Para sentir lo mismo que los pioneros exploradores del Polo, navegarás hasta la latitud de 80º norte. Pasarás a saludar a los de la base científica de Ny-Alesund, la más septentrional del mundo y la ciudad fantasma de Pyramiden en la isla de Spitsbergen.

Etapa 2. Al archipiélago de las Lofoten, al norte de Noruega. Aquí las montañas escarpadas se asomarán desde el mar y te guiarán por Tromso, la cosmopolita capital de la exploración polar, hasta Bodo. Prepárate para conocer el Sol de Medianoche y su luz especial.

Etapa 3. A Jan Mayen y la costa este de Groenlandia. El Sterna te llevará a una de las zonas más aisladas del planeta donde atracará para conocer a los pueblos inuit que viven en sus orillas. Podrás descubrir cómo sobreviven en un ambiente tan inhóspito y los verás en plena acción viviendo de la caza y de la pesca, como lo vienen haciendo por generaciones y generaciones. De aquí a Islandia, que aún queda mucha aventura por vivir.

Etapa 4. A Cabo Norte y la Isla del Oso. Lejos de cualquier vestigio humano, allí donde la naturaleza se muestra altiva, desafiante e impactante, está el archipiélago Svalbard, a 74,3º norte. Un lugar al que sólo es posible llegar por mar. Durante esta travesía de 12 días, pasarás por Tromso hacia el Mar de Barents y continuarás entre fiordos hasta el mítico Cabo Norte, antes de tomar rumbo a la remota isla.

¿Aún recuerdas el fallido mail? Ves, esto es lo que tiene una expedición al ártico. Con sus reglas, su asombrosa extensión y sus diferentes entornos. Durante la travesía eres parte del equipo, así que aprenderás técnicas de navegación, podrás hacer seguimiento de la fauna polar desde el barco y conocer los vientos y la vida en el mar. Pero el ártico también se disfruta desembarcando y haciendo excursiones en kayak entre el icebergs, trekking por sus tierras, caminando entre glaciares y paseando en barcas semirrígidas por los fiordos.

El Sterna ha sido adaptado para que se convierta en un refugio cómodo para que los expedicionarios repongan sus fuerzas cómodamente mientras se protegen de las temperaturas extremas de la zona.

Más información Tierras Polares

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Rodar

Rodar… y deslizarse, volar, navegar. Y el casco más buscado, la bicicleta de look retro, el coche customizado por la firma de moda, el patín sólo apto para ejecutivos… Creaciones que transportan nuestros sueños.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.