Shaddai. La omnipotencia de un yate de 150 metros de eslora.

El Shaddai era uno de los nombres judaicos de Dios, significa 'todopoderoso', 'omnipotente'... y así se llama también este espectacular yate porque es también así, omnipotente.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Shaddai es un megayate de 150 metros de eslora que rompe todos los paradigmas imaginables acerca del diseño náutico, se trata de una embarcación que será única en el momento en el que pase de ser un sueño, un concept, a convertirse en realidad y que advierte, además, que su fin es hacer sentir a su dueño que pasa del mar al cielo.

Al hablar de pasar del mar al cielo, no se pretende únicamente utilizar una hipérbole para magnificar la espectacular experiencia de navegar en Shaddai sino expresar la inspiración que ha llevado al autor de este sorprendente diseño –Gabriele Teruzzi– a ubicar la suite princial en el punto más alto del yate, su cielo; lo cierto es que desde la terraza con piscina de la que dispone esta estancia, la experiencia de navegación se transforma y se vive el atardecer sintiéndose parte de él, de ahí que aquello de pasar del mar al cielo sea, en este caso, mucho más que un recurso retórico.

Si la suite principal es espectacular, no lo son menos las dos cubiertas ni tampoco el club beach con terraza lateral y piscina infinita… nada en este yate es modesto ni ortodoxo, todo evoca vanguardia y creatividad además de exquisito diseño italiano tanto en lo que se refiere al diseño náutico como al propio interiorismo del yate. Incluir además un acuario en la parte central del club beach representa de modo muy gráfico como en este yate se pasa del mar al cielo, del mar del beach club al cielo de la suite principal.

150 metros de eslora, 300 metros de beach club y 105 de suite princial en el punto más alto del yate, son algunas de las cifras que definen también este concept tan fuera de lo común y tan cerca de la vanguardia aquitectónica en la que, según ha confesado el propio Gabriele Teruzzi, se inspira.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Rodar

Rodar… y deslizarse, volar, navegar. Y el casco más buscado, la bicicleta de look retro, el coche customizado por la firma de moda, el patín sólo apto para ejecutivos… Creaciones que transportan nuestros sueños.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.