El romántico encaje de la alta joyería de Dior.

La alta joyería de presenta una colección de joyas inspiradas en la complejidad y la riqueza de los encajes lenceros.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

¿Hay algo más femme que una pieza del alta joyería? tal vez el mejor encaje de Calais ¿no crees?. Algo así ha debido pensar Victoire de Castellane cuando creaba la nueva colección de alta joyería de Dior, de ahí que la campaña que la presenta haga confluir ambos objetos: encajes lenceros y piedras preciosas.

Para presentar las nuevas joyas de Dior, Victoire de Castellane ha contado con dos colaboradores de excepción, el sombrerero y experto en tocados británico Stephen Jones (que se ha encargado de los detalles lenceros de la campaña) y la fotógrafa de moda italiana Brigitte Niedermair (especialmente reconocida por sus retratos de aire pictórico, algo que nos hace recordar a Julia Hetta, también colaboradora de Dior, aunque la inspiración artística y pictórica de ambas lleva su fotografía por caminos distintos, los trabajos de Hetta muestran un estilo más de pintura clásica mientras de los de Niedermair se encaminan más hacia las vanguardias).

Y así, entre encajes de lujo y enfoques artísticos descubrimos las piezas de Victoire de Castellane ha soñado y diseñado para la alta joyería de Dior, joyas de oro blanco y amarillo decoradas con diamantes, zafiros, rubíes, esmeraldas y otras piedras preciosas, todas ellas joyas de rico y complejo diseño que recuerda el trabajo artesanal del encaje que las inspira, un encaje al que Dior añade el brillo incontestable de las piedras preciosas más coloristas y luminosas y también el de los diamantes.

NULL
  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Moda de Interior

No corta el mar sino vuela

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.