Damiani estrena joyas como margaritas.

Damiani estrena nuevas piezas en su colección de alta joyería Marguerita, piezas de las que no podrás evitar enamorarte.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Dicen que los diamantes son para siempre y que la rosa es la flor del amor pero de lo segundo no estamos del todo seguros, tal vez porque somos muy de Meg Ryan y la recordams vívidamente en la película ‘tienes un e-mail‘ recibiendo un ramo de margaritas de mano de Tom Hanks y exclamando ‘¡las margaritas son las flores más románticas del mundo!‘. Por eso, cuando nos han llegado noticias de que Damiani estrena nuevos diseños en su colección de joyería y alta joyería Margherita no hemos querido perdernos detalle.

Fue en 2017, hace solo tres años, cuando la histórica firma joyera de Venecia Damiani (fundada hace casi un siglo en la mítica ciudad italiana de los canales) estrenaba la colección Margherita en recuerdo y homenaje, amén de inspiración, de la primera reina de Italia, Margherita de Saboya; tres años después y en el marco de la Milano Digital Fashion Week Damiani ha presentado nuevas propuestas dentro de esta colección.

Se trata de un conjunto de piezas que representan la elegancia, vitalidad y feminidas propias de esta firma joyera, lo hacen a través de un diseño cuidado y floral que toma forma en oro amarillo y blanco y en piedras preciosas cuidadosamente elegidas por los gemólogos de Damiani.

Dos son los nuevos conjuntos Margherita, uno de ellos consta de un anillo y un broche-colgante en oro rosa, diamantes, zafiros rosados y morganita (una variedad rosa del berilio que ha sido descubierta recientemente); el otro de los conjuntos por su parte consta de pendientes, anillo y broche-colgante y toma forma en oro blanco y amarillo, diamantes, zafiros amarillos y berilo dorado.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.