The Cloos x Elsa: las gafas para las que fumando esperan…

Cabe que The Cloos x Elsa sea la colección de gafas que estabas esperando.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lo de fumarse una barra de labios está muy bien porque no ahuma ni contamina por dentro ni por fuera pero el gesto y la sofisticación que exhala, el descaro que demuestra, recuerda a aquello de esperar fumando al hombre que yo quiero; claro que la que espera y fuma (una barra de labios…) es Elsa Hosk así que seguro que no tendrá que esperar mucho, cabe que esa sea la razón por la que espera con las gafas puestas.

Y a eso vamos, a las gafas, porque a eso es a lo que va Elsa, lo de fumarse la barra de labios es solo un señuelo de lo más sugerente y un tanto provocador para presentar la colección de gafas de Christopher Cloos en colaboración con Elsa Hosk: The Cloos x Elsa.

The Cloos x Elsa es una colección de gafas ópticas y de sol cuyo diseño está inspirado en las gafas de los años 50 y, especialmente, en los 60 y 70; todas las gafas de esta colección han sido fabricadas con materiales biodegradables y no podrás quitártelas de la cabeza tanto si eres de monturas de ojos de gata como si te van más las monturas cuadradas al más puro estilo hollywoodiense del siglo pasado, del glamour cinematográfico de los años 50. ¿Colores? Noire, Ristretto y Dark Brown son los tres acabados en los que se presentan los diseños de la colección The Cloos x Elsa

4 son los modelos diseñados por la propia Elsa Hosk, una modelo que colecciona gafas desde que tenía 14 años, una colección que le ha servido de inspiración para crear sus propios modelos que si bien ahora son solo cuatro serán, en un futuro próximo, más.

+

Diseño: Elsa Hosk para Christopher Cloos
Colección: The Cloos by Elsa
Fotografía: Zoey Grossman
Modelo: Elsa Hosk

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.