Malos de película.

La vida, además de según se mira y según se ve a través del cristal de las gafas que uno elija, es una cuestión de actitud.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

No hace falta más que un paseo por la cartelera del cine de hoy y de ayer para concluir que los malos usan gafas de sol; y de siempre es sabido que los malos, los que lo son sólo en apariencia, son los que conquistan a la chica… Será por eso que las propuestas de Diesel y Tom Ford para este verano esconden los ojos en negros y hasta en piel, en gafas de evocación motera o de aviador, para que te vistas de malo y juegues a serlo…

La vida, además de según se mira y según se ve a través del cristal de las gafas que uno elija, es una cuestión de actitud y cada actitud tiene su pose; la verdad es que nosotras lo tenemos más fácil, desde el maquillaje hasta los múltiples accesorios de los que disponemos para componernos en nuestra actitud, tenemos mil opciones para decorarnos en cambio ellos… parecen tener menos herramientas.

Ya no cuentan con el sombrero de medio lado que lucía Humphrey para vestirse de ser el malo de la película sin serlo, tampoco resulta interesante encender un cigarrillo ni un puro, hoy es pecado además de una inconsciencia ahumar al objetivo… menos mal que quedan las gafas, de sol, de lucir, de esconder la mirada y dejarse mirar, al estilo Dean al volante de su Porsche o Peck con look de aviador…

Diesel, estilo casual, se muestra atrevido, rockero e incluso motero estilo Harley llevando la piel a las gafas; Tom Ford, más de vestir, se decanta por el glamour del estilo aviador, para aventureros más discretos. Tan solo queda saber qué tipo de malo eres tú…

Gafas de sol para ellos según Diesel y Tom Ford

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp
ID); if ( in_category( 'the-music' )) { aws_amazon_inc($post->ID); } */ ?>

Más en:

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.