Las sneakers de moda son de Gucci y las ha diseñado Alessandro Michele.

Gucci presenta unas nuevas sneakers inspiradas en las deportivas de moda allá por los años 70 y 80 ¿te atreves con ellas?

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

¿Necesitas renovar tus deportivas? en Gucci lo saben por eso Alessandro Michele se ha puesto a la tarea de diseñar unas sneakers que sean tan deportivas como glamourosas y vaya si lo ha conseguido; Michele se ha inspirado en el estilo deportivo clásico de los años 70 jugando a mezclar formas y materiales al más puro estilo Gucci, con mucho cuero, Michele ha elegido además un acabado ya desgastado para que transmitan esa deliciosa sensación de lo vivido aunque estén como nuevas porque son precisamente eso, nuevas.

Si eres de los que los 40 ya no los cumple, seguro que estas zapatillas -ahora sneakers- no te suenan a nuevo en la base de su diseño por su aire retro propio de los 70 que todavía estaba vigente en los 80 pero ahora Alessandro Michele enriquece este clásico diseño con un toque incuestionable de glamour y atrevimiento que se desvela especialmente en los modelos que cuenta con adornos de cristal extraíbles.

Atención a los colores porque aunque el blanco es la base y las rayas son verdes y rojas como mezcla icónica de Gucci, Michele se atreve a sacarse de las ideas algún estampado imposible ¿te imaginas tus deportivas llenas de ricas fresas y con la planta blanca y roja? Alessandro Michele las ha diseñado para ti.

Por supuesto, y como no podía ser de otra manera, además de las míticas deportivas setenteras, Gucci nos ofrece también las deportivas tipo botín tan propias del baloncesto de antaño… ¿te atreves con ellas o este glamour reinventado, recuperado de otros tiempos y redecorado al más puro estilo Gucci supera tu capacidad de atrevimiento?.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.