Sabrina Pilewicz, ingeniería en forma de bolso.

Tradición y artesanía para complementos de lujo.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Los olores de los tejidos, la música de las máquinas de coser, los miles de hilos y la multitud de colores forman parte del principal recuerdo de la infancia de esta diseñadora polaca que, desde pequeña, comenzó su andadura en el mundo de la moda gracias a una serie de experimentos que surgieron en el primer pergamino que encontró a mano. Una experiencia que ha convertido su pasión y su hobby en un estilo de vida no solo para ella, sino para los grandes amantes de los complementos.

En pleno siglo XXI Pilewicz hace de la precisión, la estructura, el cuero de primera calidad y la marroquinería sus principales armas de trabajo para creaciones que surgen de su mente para materializarse en forma de bolsos que cambiarán el transcurso del día a día. Porque la imagen es la proyección del carácter de cada persona, cada una de sus creaciones están hechas para adaptarse a la mujer que lo lleva, con una mezcla exquisita de tradición y modernidad que rescatan el espíritu italiano de la historia de la moda.

Para la próxima temporada, la simpleza y el minimalismo hacen de sus creaciones una representación exacta de la practicidad y la comodidad, creados desde un principio en bocetos tridimensionales, pensados para una mujer que se mueve, despierta y apasionada.

Prototipos que se perefeccionan con el paso del tiempo para poder ofrecer productos de primera calidad, con procesos artesanales pertenecientes al pasado, el mismo que Sabrina vio en su infancia, creciendo con la ilusión y a pasión por la elegancia y la sofisticación de lo clásico y lo útil. Algo que solamente podía conseguir una ingeniera de la moda como ella…

Más información Sabrina Pilewicz

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.