Algo más.

Un equilibrio constante de volumen y sobriedad a través de detalles tradicionales.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

La moda siempre se ha caracterizado por sucumbir a los estragos del tiempo, en una carrera continua a contrarreloj para vaticinar el futuro y, así, poder estar a la altura. Pero alcanzar la meta en primer lugar no siempre depende de las temporadas que saques al contrincante, sino que existe algo incluso más poderoso que el propio tiempo: algo más.

Porque no debemos olvidar que la moda es algo más que tendencia; es un trabajo de mente y cuerpo por y para el deleite de los sentidos… es ese ‘algo’ que supone un plus para la propia firma. Una teoría con la que desde 1952 Chloe ha ido alcanzando podios gracias a su meticulosidad y savoir faire.

Su colección primavera-verano 2013 no ha sido menos, un equilibrio constante de volumen y sobriedad a través de detalles tradicionales, como el volante, que suponen un extra de trabajo sobre el espacio para prendas de corte sencillo. Algo que se ha cuidado incluso en los propios complementos, donde los bolsos muestran un juego constante de combinaciones no solo en colores, sino también en tejidos. Pespuntes marcados, medias asas que se convierten en un complemento en sí, con esferas incluidas en los laterales y broches dorados que hacen resaltar la sobriedad.

Ese ‘algo más’ con el que la firma francesa ha conseguido un hueco entre las marcas más prestigiosas de la industria. Ese ‘algo más’ que todo buscamos… lo que lo convierte en algo especial.

Chloe

 

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.