Una peli con amplificador.

Marshall se inspira en el diseño de su primer amplificador para crear un sistema de audio para el hogar con aires de los 60.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

En 1962, Jim Marshall crea su primer amplificador. Buscaba encontrar nuevas fórmulas con las que definir el sonido de las guitarras eléctricas, y su empeño le valió para convertirse, aún 50 años después, en una referencia en el mundo del sonido.
 Pero la compañía no se ha quedado ahí. Lo último que ha lanzado es un sistema de audio para el hogar llamado Hanwell, el nombre de la ciudad en la que Jim Marshall comenzó su andadura empresarial.

Con Hanwell, la firma ofrece un sonido de calidad. Específico para uso cotidiano, no para guitarras, es perfecto para cualquier situación ya que cuenta con entrada de 3,5 mm apta para cualquier producto Apple. Hecho a mano, con dos woofers de largo alcance capaces de producir bajos estupendos;presenta un sonido nítido y claro, como si estuvieras en la primera fila en un concierto.

Está alojado en un contenedor de madera, revestido de vinilo negro. Cuenta con un interruptor de corriente analógica y controles de volumen, graves y agudos. El traste y el logotipo están inspirados en el diseño vintage de los años 60 y el cuerpo se esboza con ribetes de oro.

Cada Hanwell está marcado con un número en una placa, ya que se trata de una edición limitada a 10.000 unidades. Su precio, 800 €.

www.marshallheadphones.com

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Conectar

Artículos tecno chic que suman la tecnología más avanzada a la estética más arrolladora. Propuestas para los sibaritas del high tech.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.