Ballet de escaparate.

La maison francesa Repetto decora sus escaparates con escenas del mágico ballet El Cascanueces.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Bailarinas, vestidos de gasa, tonos pastel, recogidos y faldas estilo tutú. El ballet ha inspirado a numerosos diseñadores y se ha convertido en una tendencia dentro de la moda. Todo ello comenzó en 1957, en el taller que tenía Rose Repetto en la Rue de la Paix de París. Allí cosía las zapatillas de danza de su hijo, un bailarín y coreógrafo, y sus diseños, innovadores y cómodos, empezaron a ser demandados por clientes como la Ópera Nacional de París, la de Lyon y los Ballets de Burdeox y Marsella entre otros.

Pero, además, Rose adaptó el estilo para que pudiera usarse más allá de las representaciones de ballet, creando bailarinas y zapatos de tacón de ensueño. Brigitte Bardot fue una de las primeras en dejarse cautivar por ellos, y luego la siguieron otros como Catherine Deneuve y Serge Gainsbourg.

La firma Repetto es sinónimo de calidad, pero también lo es de sueños. Inevitablemente, al calzar una de sus bailarinas, se abre una dimensión mágica que invita a caminar de una manera grácil y casi etérea.

Repetto tiene muy presente sus orígenes y sabe que en ellos reside toda su magia. Por eso, cada temporada sorprende con decoraciones espectaculares en su mítica tienda parisina de la Rue de la Paíx. Para esta época del año ha elegido dos escenas famosas de El Cascanueces para decorar su escaparate. Las miniaturas de bailarinas que aparecen en las cajas de madera han sido creadas artesanalmente e invitan a todo aquel que pase por delante de la boutique a pararse y soñar, aunque solo sea durante un instante.

Localización

Más información Repetto

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Business Club

Todos los datos, la actualidad y las noticias que definen la economía del lujo, de la calidad, de lo excepcional, de la singularidad.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.