Furla presenta un nuevo concepto de tienda en Piazza Duomo.

Nos colamos en la renovada flagship store de Furla en Milán.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivimos tiempos difíciles por la visita indeseable de un virus para el que no tenemos, por el momento, cura ni vacuna; eso nos ha llevado a confinamientos y semiconfinamientos por aquí y por allá, ha hecho que salgamos menos y que encerremos nuestro espíritu disfrutón en el armario; y la consecuencia es que compramos menos porque nos preguntamos ¿total para qué? ¡ay ese desánimo!. Las firmas de moda, que nos conocen bien, saben de ese desánimo y las hay que se lo sacuden de encima con mucho arte, Furla por ejemplo, que ha presentado un nuevo concepto de tienda anunciando a bombo y platillo desde su remodelada boutique en Milán, que así serán sus tiendas más emblemáticas de aquí a poco tiempo.

Este nuevo diseño ha sido ideado por la firma del arquitecto británico David Chipperfield y no puede resultar más sugerente tal y como descubrimos en la primera boutique de esta nueva era Furla, la de Milán: 265 metros cuadrados de tienda distribuidos en dos plantas que se conectan a través de una escalera escultórica;  cuenta con un espacio adyacente en el que se organizarán eventos especiales y exhibiciones efímeras; la tienda cuenta con un interiorismo muy particular, protagonizado por grandes arcos de líneas depuradas; las estanterías son de aluminio anodizado y los expositores presentan diseños ligeros y sutiles.

¿Quieres colarte en esta tienda sin viajar a Milán? puedes hacerlo, Furla nos ofrece la oportunida de disfrutar de un recorrido virtual en 3D de su moderna flagship store milanesa, solo tienes que visitar la web furlaopeningparty.com.

Más información Furla Opening Party - Recorrido 3D en flaghship store de Milán

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Business Club

Todos los datos, la actualidad y las noticias que definen la economía del lujo, de la calidad, de lo excepcional, de la singularidad.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.