The Royal Atlantis Resort & Residences, un nuevo edificio de lujo y escándalo en Dubai.

The Royal Atlantis Residences es un nuevo edificio en Dubai en el que descubrir cómo es el verdadero lujo.

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Si quieres saber lo que es el lujo tienes que viajar a Dubai, olvida Londres o Nueva York, también París y por supuesto Roma, Dubai es hoy en día la epítome del lujo y para muestra este nuevo y espectacular edificio residencial ubicado junto al mítico The Palm y al resort Atlantis: The Royal Atlantis Resort and Residences.

La ubicación de este nuevo edificio es inmejorable lo que, tratándose de Dubai, es ya mucho decir, pero además el diseño de estas residencias es de escándalo, se han utilizado materiales de alta calidad y han sido diseñadores de prestigio mundial quienes se han ocupado de su interiorismo; el resultado son apartamentos con vistas de 360 grados sobre la meca del lujo, Dubai.

Piscinas, bares, playas, restaurantes (algunos regentados o al menos dirigidos por chefs con Estrella Michelin), a los residentes en The Royal Atlantis Residences no les faltará lujo que echarse al cuerpo porque tendrán acceso a las instalaciones del mítico resort Atlantis.

The Royal Atlantis Resort and Residences cuenta con varios modelos de residencias, algunas con jardín, otras con piscina privada, con terrazas con vistas y por supuesto los áticos, que son siempre las viviendas más lujosas y exclusivas (en Dubai y en cualquier otro edificio moderno del mundo).

En The Royal Atlantis Resort and Residences descubrirás cómo es el lujo bien entendido, no convertido en un compendio de excesos sino cuidando cada detalle, elevando la calidad de las cosas y haciendo de la belleza el hilo conductor del edificio de los sótanos a los áticos.

 

Más información The Royal Atlantis Residences

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Business Club

Todos los datos, la actualidad y las noticias que definen la economía del lujo, de la calidad, de lo excepcional, de la singularidad.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.