Se vende un suntuoso ático en la Quinta Avenida de Nueva York.

¿Has soñado alguna vez con vivir en la Quinta Avenida? si es así este apartamento te enamorará.

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Suntuoso es la palabra que mejor define a este ático, su decoración nos hace pensar en un rico interiorismo italiano y clásico pero su ubicación, su amplitud, sus terrazas y sus vistas lo convierten en un apartamento de lujo y capricho en el corazón de Nueva York, en el número 995 de la mítica Quinta Avenida.

Repasamos cómo es, de fuera hacia dentro, este espectacular ático y para eso no queda más que empezar por sus terrazas (que son 5) de las que lo primero que cabe decir, y más importante que nada, es que han sido decoradas por un paisajista (Madison Cox), es decir, nada de pongo una tumbona aquí o una mesa allí sino interiorismo al aire libre para convertir estas terrazas en una prolongación de la vivienda y, por tanto, tan suntuosa como ella.

Cinco son las terrazas que decoró Madison Cox, cinco terrazas para otras tantas habitaciones en un apartamento terriblemente luminoso, de techos altos y con chimenea de leña en el salón; una magnífica biblioteca decorada con paneles de madera y un bello estudio en la segunda planta; las cinco habitaciones son magníficas pero de entre ellas cabe destacar la suite principal tanto por su espectacular vestidor como por el maravilloso baño privado de mármol con el que cuenta; la cocina, como no podía ser de otro modo, es tipo chef y una de sus terrazas (concretamente en la más cercana a la cocina) cuenta también con una parrilla exterior.

Y todo ésto en el edificio Stanhope, con un espectacular gimnasio y un spa para lujo y placer de los vecinos de esta torre neoyorquina.

Más información Apartamento de lujo en venta en Nueva York

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Business Club

Todos los datos, la actualidad y las noticias que definen la economía del lujo, de la calidad, de lo excepcional, de la singularidad.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.