Se vende el apartamento de Alexander Wang en Nueva York.

3.750.000 dólares es el precio de venta del apartamento de Alexander Wang en Tribeca, Nueva York, en el número 39 de Worh Street.

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

¿Qué te parecería vivir en un apartamento de moda? uno en el que el genio de Alexander Wang flotase en el ambiente, un ambiente creado a la medida de los juegos en blanco y negro tan propios del diseñador que lo fuera de Balenciaga -firma integrada en el grupo Kering- y que lo es ahora de la firma que lleva su nombre.

Pues bien, Alexander Wang tiene un apartamento en Tribeca, un antiguo barrio industrial de Nueva York que es hoy una zona residencial con gran vida urbana creada alrededor de múltiples y coquetos negocios a pie de calle; fue en este barrio donde Alexander Wang le compró en 2010 este apartamento al escritor Holly Brubach por 2 millones de dólares. El precio de venta actual, contando con la reforma a la medida de su gusto que Wang encargó al decorador Ryan Korbán, es de 3.750.000 dólares.

El apartamento de Wang está ubicado en un edificio del S.XIX que fue en su origen un almacén; para cuando Wang lo compró era ya un apartamento y él, como rey del blanco y negro, pidió a Ryan Korbán una transformación de sus espacios para convertirlos en su rincón íntimo y privado, hecho a imagen y semejanza de sí mismo.

Se trata de un apartamento luminoso y de techos altos en el número 39 de Worth Street, una vivienda de una única habitación y dos baños con un gran salón y cocina abierta además de una zona de oficina; lo cierto es que esta vivienda es más loft que un apartamento decorado en blanco con importantes matices en negro, unos 600 metros de casa al servicio de quien ponga sobre la mesa un cheque por 3.750.000 dólares -unos 3.366.000 dólares –.

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Business Club

Todos los datos, la actualidad y las noticias que definen la economía del lujo, de la calidad, de lo excepcional, de la singularidad.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.