A tan sólo 10 minutos de Miami Sale al mercado una isla paradisíaca en los Cayos de Florida.

Pumpkin Key es una isla privada espectacular en la que podrás preservar tu privacidad pero sin mantenerte completamente aislado.

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Pumpkin Key (Cayo Calabaza) es una isla privada de exuberante vegetación y aguas cristalinas que deja sorprendido y atónito a todo aquél que la visita. Con una extensión de 26 acres (10,52 hectáreas), está situada en los trópicos de Card Sound Bay, en los Cayos de Florida. Un paraíso terrenal que está a tan sólo 10 minutos en helicóptero de Miami South Beach y a 10 minutos en barco de la orilla más cercana, con atraque en Ocean Reef (un club privado de Cayo Largo, Florida), donde hay una pista de aterrizaje para aviones privados.

La proximidad de esta isla con Ocean Reef y Miami ofrece una experiencia única: puedes mantener tu privacidad sin necesidad de mantenerte completamente aislado. Pumpkin Key tiene unos paisajes que te dejarán maravillado. Y lo mejor es que parece que estás en una isla virgen, cuando en realidad cuenta con todo tipo de facilidades ya que este pequeño islote está listo para autoabastecerse de agua y electricidad.

Actualmente la isla cuenta con una vivienda principal de tres dormitorios, dos cabañas para los guardias de seguridad y un apartamento para el capitán del embarcadero. Por si esto fuera poco, también existe una oficina para el director del embarcadero y un puerto con 20 puntos en los que atracar un megayate. Y si te gusta hacer deporte, en el centro de la isla hay pistas de tenis (que pueden utilizarse como helipuerto) y sus costas aparecen rodeadas por caminos de un elegante campo de golf.

Su enorme espacio ofrece varias posibilidades, ya que podría levantarse una urbanización familiar con varias casas de gran tamaño frente a la bahía o también se podría dar un nuevo uso a la isla convirtiéndola en un club que formara parte del club privado del Ocean Reef e incluir hasta 12 apartamentos situados en terrenos de 6.000 metros cuadrados cada uno, frente a la bahía.

Esta caribeña isla ‘doméstica’ ofrece confianza, seguridad y privacidad en un marco incomparable pues desde sus costas puedes disfrutar de unas vistas panorámicas de Card Sound Bay acompañadas de espectaculares atardeceres durante todo el año. Otra de las actividades que se pueden realizar es la pesca de peces y de langosta, buceo y pesca deportiva. Todo esto a tan sólo tres millas (4,83 kilómetros) de la única barrera de coral de América del Norte.

Quien se convierta en propietario de esta isla de ensueño también podrá disfrutar de alojamientos en el club privado del Ocean Reef, que ofrece a sus socios 1.700 propiedades frente al mar, casas particulares, condominios y muelles; cuenta también con un lujoso hotel frente al mar, servicio completo de ‘spa’ y salón de belleza y una variada oferta de restaurantes y tiendas donde degustar los mejores platos y comprar las últimas prendas de moda.

Las instalaciones de ocio del Ocean Reef incluyen también 175 puntos de atraque para barcos, pesca y submarinismo; cursos internacionales de golf, clases de tenis y deportes de hierba; liga artística; centro cultural y mucho más. Y por supuesto, en el club existe un Centro Médico que está perfectamente equipado, para que sus socios estén bien atendidos en cualquier momento ante cualquier imprevisto.

En definitiva, vivir en esta isla no significa vivir aislado sino más bien todo lo contrario. Vives rodeado de todo tipo de lujos y todo lo que puedas desear está al alcance de tu mano. Eso sí, todo tiene un precio en esta vida y el de Pumpkin Key no es barato: 110 millones de dólares, que al cambio en euros serían algo más de 98 millones. El lugar ideal para un retiro dorado… si eres multimillonario.

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Business Club

Todos los datos, la actualidad y las noticias que definen la economía del lujo, de la calidad, de lo excepcional, de la singularidad.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.