La casa perfecta está en Sarasota Bay, península de Florida, y mira al Golfo de México.

Donde está es lo de menos, lo de más es lo espectacular de su diseño y lo bien que podríamos vivir en esta casa en la península de Florida con vistas y acceso directo al mar.

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

No exageramos, si esta no es la casa perfecta no sabemos cuál podrá serlo: está en la península de Florida, con vistas y acceso directo al mar, con piscina infinita, con pista de tenis, con terraza, cocina abierta, con habitaciones tan amplias que la cama parece un mero objeto decorativo, con despacho y biblioteca de las que necesitan escalera para llegar a los últimos estantes, con grandes ventanales y por tanto terriblemente luminosa. Y grande. Tan grande que cuenta con 5 dormitorios, 6 baños y un aseo distribuidos en sus 660 metros cuadrados de vivienda con casi 30 hectáreas de parcela y jardines.

Está en venta y se presenta como el paraíso en Sarasota Bay, lo cierto es que no se nos ocurre mejor modo de definir esta magnífica casa construida en el año 1998 y tan magníficamente conservada; ¿cuánto cuesta te preguntarás? ahí está la cosa, barata no es: se vende por 5 millones 750 mil dólares, algo más de 5 millones 100 mil euros.

Entre los detalles que más nos enamoran de esta casa está la piscina infinita y el despacho con biblioteca pero también el hall porque cuenta con un techo infinito (hasta el final de la vivienda) y un frontal acristalado en el que disfrutar de unas maravillosas vistas al mar que, al caer el sol, convierten en esta casa en lo que nos advierten desde Douglas Elliman, responsables de su venta, un paraíso en la tierra, en la península de Florida.

Más información 929 ALAMEDA WAY - Indian Beach/Sapphire Shores, Sarasota, FL 34234

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Business Club

Todos los datos, la actualidad y las noticias que definen la economía del lujo, de la calidad, de lo excepcional, de la singularidad.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.