Forest Whitaker no consigue vender su casa en Los Angeles.

¿Quieres vivir como el actor Forest Whitaker en Hollywood? podrás hacerlo... si antes puedes pagar los 4,3 millones de dólares que pide por su casa.

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Hace aproximadamente dos años que el actor Forest Whitaker puso en vente su casa de Hollywood, una mansión en toda regla por la que pedía 6 millones de dólares; durante estos dos años la casa ha despertado cierto interés en el sector inmobiliario pero no ha aparecido ningún comprador dispuesto a pagar por ella los 6 millones de dólares que pedía Whitaker; dicen que todo se vende si el precio que se pide, más allá de que sea razonable o no, es el que alguien está dispuesto a pagar, sino la venta no es más que una quimera y Whitaker ha debido de cansarse de vivir en su particular quimera o, por alguna razón, la prisa por vender le ha hecho perder la paciencia y a falta de un comprador de 6 millones de dólares se conformará con uno que le pague 4,3 millones. El descuento es, desde luego, notable y puede hacer que el mercado mire con otros ojos a esta casa.

Antes que nada, y por ahorrarte un momento de empatía innecesario, no sientas mucha pena por los casi dos millones de dólares que dejará de recibir Whitaker porque él compró esta casa en 2003 por menos de esa cantidad, pagó por ella 1.3 millones de dólares.

Y ¿cómo es la casa en cuestión? está en Hollywood, cuenta con piscina con jacuzzi, terraza y jardín, dispone de 11 baños, otras tantas habitaciones, sala de proyecciones, sala de juegos con mesa de ping pong, cocina tipo gourmet, chimenea exterior… y aunque fue construida en 1998 su estado de conservación es magnífico, no tendrás ni que pintarla porque eso lo hizo ya Whitaker justo antes de ponerla a la venta.

 

Más información Casa en venta

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Business Club

Todos los datos, la actualidad y las noticias que definen la economía del lujo, de la calidad, de lo excepcional, de la singularidad.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.