La recesión económica en Rusia impacta al sector del lujo.

La exclusiva estación alpina de esquí de Courchevel estima que la clientela procedente de Rusia se ha reducido entre un 20% y un 30% en 2015.

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

La recesión económica en Rusia ha impactado muy negativamente en numerosas empresas del sector del lujo.

El rublo ha perdido casi la mitad de su valor frente al dólar en 2014, a lo que hay que añadir la caída de los precios del petróleo y las sanciones impuestas por Occidente a Moscú.

Todo este panorama ha erosionado el poder adquisitivo de los ciudadanos rusos, y les ha obligado a recortar o posponer sus planes vacacionales o de gasto en lujo.

Varias líneas aéreas como Emirates han respondido a la disminución de los viajes de los ciudadanos rusos al extranjero, reduciendo sus vuelos al país. La exclusiva estación alpina de esquí de Courchevel estima que la clientela rusa se ha reducido entre un 20 y 30 por ciento en 2015, y la restante gasta considerablemente menos.

Adeline Roux, directora de turismo de Courchevel asegura que antes se veía a los clientes rusos comprando botellas de vino por 6.000 euros, y señala que ahora gastan un máximo de unos cuantos cientos de euros.

La Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas, señala que el gasto en viajes internacionales de los ciudadanos rusos se ha reducido un 6 por ciento en 2014, una fuerte caída del crecimiento frente a los aumentos del 20 por cien de años anteriores.

Los turistas rusos asimismo son los principales compradores de productos de lujo, sobre todo en capitales europeas como Milán donde van los clientes habituales de exclusivas marcas como Ferragamo, Moncler o Brioni.

El corner de la marca de zapatos Clerks de los elegantes grandes almacenes de Milán ‘Rinascente’, asegura que los clientes rusos prácticamente han desaparecido.

El grupo de moda italiano Roberto Cavalli prevé que sus ventas en Rusia caigan un 20 por ciento en 2015, mientras que la marca de relojes Hublot perteneciente al grupo LVMH según fuentes cercanas a la compañía ya ha registrado una disminución de las ventas del 20 por ciento en Rusia desde enero.

El fabricante suizo de relojes de lujo Tag Heuer también perteneciente a LVMH, cuya boutique en Ekaterinburgo batió récords de ventas en diciembre, señala que los precios se mantuvieron relativamente sin cambios durante 2014 en Rusia, aunque los planes son de aumentarlos un 20 por ciento en marzo.

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Business Club

Todos los datos, la actualidad y las noticias que definen la economía del lujo, de la calidad, de lo excepcional, de la singularidad.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.