El nuevo jefe de TAG Heuer sustituye a media docena de altos directivos.

Jean-Claude Biver sustituye a seis altos cargos y opta por promover el personal interno y más joven de la empresa TAG Heuer.

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

El nuevo jefe de TAG Heuer, la mayor marca de relojes de lujo del grupo LVMH, ha sustituido a media docena de altos directivos como parte de una campaña para reactivar las ventas. Jean-Claude Biver, de 65 años, quien tomó el mando en diciembre tras una exitosa trayectoria en la casa de relojes Hublot, explicó que la marca tenía que centrarse en best-sellers como los modelos fabricadostotalmente  en acero de Carrera y Aquaracer que cuestan alrededor de 1.500 a 4.000 dólares, más que en los relojes más caros que no se vendieron tan bien.


Centrar las energías en vender los modelos de más de 5,000 o 6,000 dólares ha sido contraproducente para TAG Heuer que, junto con una desaceleración general de la industria, llevó a recortar puestos de trabajo de gestión y producción y despedir trabajadores temporalmente en septiembre.


Biver dijo que había optado por promover el personal interno y más joven que él estaba entrenando, y que incorporar empleados de fuera podría ser perjudicial en un momento en que la marca está sufriendo cambios. En sus propias palabras: «Cuando se está tratando de hacer cambios en la cultura de la empresa, no es el momento adecuado para traer a personas externas que no conocen la historia de la compañía«. Los nuevos nombramientos afectan a puestos clave, como jefes de marketing, ventas, producción y servicio al cliente. El nuevo equipo ocupa ya su lugar desde finales del año pasado.


La experiencia de TAG Heuer se asemeja a la de otras marcas de lujo como Gucci, cuya estrategia de lujo ha desembocado en un perjuicio para sus ventas también. El mes pasado, Gucci, cuyo propietario es el grupo Kering, admitió que no se había centrado lo suficiente en «nivel de entrada» de los artículos de cuero, que constituyen el grueso de los negocios.


«Quiero llevar el pragmatismo, la humildad a la empresa y ayudar a la gente a entender que el cliente es la prioridad«, dijo Jean-Claude Biver en la entrevista. Y para compensar los cambios, Biver anunció que  TAG Heuer se ha ofrecido a pagar los billetes de tren y las comidas de los empleados para que pudieran asistir a la exhibición de automóviles de Ginebra, que comienza esta semana y donde la marca cuenta con un stand, y a finales de este mes para asistir a la Feria de Basilea, la mayor feria mundial de relojes.

 

 

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Business Club

Todos los datos, la actualidad y las noticias que definen la economía del lujo, de la calidad, de lo excepcional, de la singularidad.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.