El desplazamiento del lujo de lo material a lo inmaterial.

Los activos intangibles que proporcionan bienestar son cada vez más apreciados, y el tiempo esta volviendo a tener el significado que tuvo.

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Antes el lujo se plasmaba en coches rápidos o bolsos de diseño, pero nuestras nociones de lujo han ido cambiado radicalmente a lo largo de los últimos años. Michael Jackel, profesor de sociología de la Universidad de Trier, explica que el lujo en la sociedad occidental se esta redefiniendo, que se esta desplazando de lo material hacia lo inmaterial. El tiempo, la salud y la seguridad, representan en la actualidad el nuevo lujo. “Son las aspiraciones que tiene una sociedad de cosas de las que al parecer carece”, señala Jackel.

La importancia que le damos al tiempo ha cambiado y esta volviendo a tener el significado que tuvo. El tiempo era considerado un privilegio de una clase ociosa, y en la década de los años 70, esto empezó a cambiar. El que tenía tiempo, se convertía en ‘sospechoso’. La falta de tiempo en una meritocracia era un símbolo de estatus. Hoy en día sabemos que va en detrimento de la calidad de vida y se buscan nuevos modelos de compensación. Esto explica la creciente necesidad de cosas no materiales, cuando se habla del lujo como manifestación” asegura el profesor de la Universidad de Trier.

En la vida cotidiana, diríamos que el lujo es todo aquello que va más allá del alcance normal. Pero el término no está definido adecuadamente hoy en día. Lujo significa en primer lugar la utilización de productos de alta calidad. El debate sobre si se trata de lujo o derroche, muy a menudo es una cuestión del precio que se paga”, señala el profesor

Michael Jackel, señala que lo que hace que un objeto se convierta en lujoso, a menudo es una cuestión del observador y de pura comparativa. Desde la perspectiva del comprador que puede permitirse este tipo de productos, el lujo también puede simbolizar la precisión de un producto, ya sea un coche, un reloj, o un mueble. Con ello el producto asimismo sufre un apreciación especial. Para alguien que no puede permitirse este tipo de productos, se trata de un derroche, por lo tanto, el lujo se encuentra en el ojo del observador.

El lujo según Jackel, trata sobre la necesidad de marcar una distinción y una diferencia, una necesidad arraigada intensamente en muchas sociedades. El lujo representaría campos de competencia, en los que se desea demostrar que uno se puede permitir comprar algo inusual o extraordinario.

En el mundo occidental, uno es lo que representa, lo que resulta visible, ya sea una casa grande, un coche caro y así sucesivamente, y de esta manera se determina el estado de una persona en la jerarquía social. Pero este tipo de pensamiento en la clase media ha ido cambiando y los activos intangibles que proporcionan bienestar están siendo más apreciados, y en última instancia reflejan una independencia de las presiones de la modernidad.

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
ID); if ( in_category( 'the-music' )) { aws_amazon_inc($post->ID); } */ ?>

Más en:

Business Club

Todos los datos, la actualidad y las noticias que definen la economía del lujo, de la calidad, de lo excepcional, de la singularidad.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.